Villuercas-Ibores-Jara – Ruta al Cancho del Reloj

Después de una semana entera lloviendo y sin poder salir a ver mundo por fin llegó un día soleado como el de hoy dónde he podido llevar a cabo la Ruta al Cancho del Reloj, en el término municipal de Solana.

El año pasado cuando estuve recorriendo distintos puntos de esta bella comarca para ver pinturas rupestres me quedé en la agenda una de las más importantes y dónde más paneles hay. Estas pinturas se hallan en el mencionado Cancho del Reloj.

Me habían hablado que aparte de ver las pinturas hay unas vistas desde lo alto de los canchos espectaculares. Así que me puse a indagar por dónde se ponía el Sol para calcular la mejor hora para tirar fotos desde lo alto.

Eran las 15:55 cuando mis pies se ponían a andar siguiendo una ruta descargada de wikiloc. Pero no la he seguido al completo ya que me habían indicado un atajo dónde ganas media hora aproximadamente y que llevaba igualmente a la ruta descargada.

Nada más empezar a andar te adentras en un bosque de alcornoques que queda precioso con los rayos de luz entrando por sus ramas.

Bosque de Alcornoques

Bosque de Alcornoques

Bosque de Alcornoques

Bosque de Alcornoques

 

Al principio andas entre jaras pero una vereda hecha por el paso humano hace que no te desorientes. Si a eso le unes que iba mirando todo el rato el GPS del móvil para saber por dónde iba pues más o menos sabes hacia dónde tienes que ir. En un claro entre las ramas de los árboles veo por primera vez el Cancho del Reloj y lo primero que me pregunto es: ¿todo eso tengo que subir?

Cancho del Reloj

Cancho del Reloj

 

Entro en un camino no muy ancho pero que es mejor que ir por la vereda entre jaras. Sigo entre alcornoques que me alegran la vista.

Andando entre alcornoques

Andando entre alcornoques

Andando entre alcornoques

Andando entre alcornoques

 

Se me olvidaba deciros que no he estado solo en la ruta. He tenido la gratificante compañía de Mery y Pepe, que aprovechan para chupar cámara.

Mery y Pepe entre alcornoques

Mery y Pepe entre alcornoques

 

Ya he llegado a la ruta que me marca el GPS y que te lleva directo hasta las pinturas rupestres. Pero llega un momento dónde me encuentro con una alambrada que te impide el paso. Mis peores presagios vienen a la cabeza pero me pongo a investigar por los alrededores para a ver si es posible bordearla. No obstante Mery y Pepe quieren pasarla y tengo que llamarles la atención por querer invadir una propiedad privada.

Mery y Pepe queriendo pasar la alambrada

Mery y Pepe queriendo pasar la alambrada

 

Gracias al GPS no es complicado averiguar que hay que seguir subiendo para llegar al Cancho del Reloj. Así que me pongo a ello y unos metros más arriba veo el fin de la alambrada y puedo bordearla. ¿Veis chicos como no hacía falta saltarla? Siempre dando la nota estos dos aventureros.

Subiendo al Cancho del Reloj

Subiendo al Cancho del Reloj

Subiendo al Cancho del Reloj

Subiendo al Cancho del Reloj

 

Y por fin, tras aproximadamente 45 minutos andando, sudando la gota gorda y quemando el plato de migas con chorizo que he comido hoy, llego al Cancho del Reloj. No me ha costado mucho encontrar las primeras pinturas rupestres. Hay que ser realista y se ven algo mal pero fijándose en todos los detalles las puedes ver sin problemas.

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

 

No muy lejos de este primer panel de pinturas rupestres encontramos el segundo panel dónde estas sí que se ven perfectamente y más o menos se conservan bien. Hay bastantes más que en el primer panel.

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

 

Después de estar un buen rato fotografiando las pinturas decido ir en busca de un mirador indicado en la ruta del GPS desde dónde supongo que hay buenas vistas. Efectivamente así es y hay que tener muchísimo cuidado al llegar a él ya que si miras para abajo puede haber una caída de unos 100 metros tranquilamente. Vamos que si te caes averiguan dónde estás solamente cuando vean a los buitres merodear la zona. No obstante si no te acercas mucho no hay peligro de caída.

En busca del mirador

En busca del mirador

Vistas desde el mirador

Vistas desde el mirador

Vistas desde el mirador

Vistas desde el mirador

Observando mi tierra (esto es lo que llamo MOMENTO DE PAZ)

Observando mi tierra (esto es lo que llamo MOMENTO DE PAZ)

Vistas desde el mirador

Vistas desde el mirador

 

¿Nunca os he dicho que Mery y Pepe son MUY ENVIDIOSOS? Pues sí, ven que yo me tiro una foto desde el mirador y ellos no quieren ser menos…

Mery y Pepe en el mirador

Mery y Pepe en el mirador

Mery y Pepe en el mirador

Mery y Pepe en el mirador

 

Uno nunca se cansaría de disfrutar de estas maravillosas vistas pero tengo que ponerme en marcha de nuevo. Quiero bordear el Cancho del Reloj y subir por una vereda hacia lo alto de él. Pero antes de ello me llevo una grata pero a la vez no grata sorpresa al encontrar más pinturas rupestres que en la ruta del GPS no indican. Y digo grata porque las he encontrado yo sin ayuda de nadie, pero no grata debido a que una vez más EL VERGONZOSO ANIMAL LLAMADO SER HUMANO ha arrancado algunas de ellas de la roca. A estas personas que se llevan a casa millones de años de historia solamente les deseo que se les caigan las manos poco a poco como si se las rociaran con ácido sulfúrico.

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

Pinturas Rupestres del Cancho del Reloj

 

Tras esta pequeña indignación sigo subiendo por la vereda que lleva a lo más alto. A los 5 minutos estoy gozando de las mejores vistas del día. Desde arriba se puede ver el Embalse de Santa Lucía perteneciente a la población de Navezuelas si no me equivoco.

Vistas desde lo alto del Cancho del Reloj

Vistas desde lo alto del Cancho del Reloj

Vistas hacia Navezuelas

Vistas hacia Navezuelas

Vistas hacia Navezuelas

Vistas hacia Navezuelas

Embalse de Santa Lucía

Embalse de Santa Lucía

 

Sí, no seáis pesados. Ahora os tiro otra foto desde aquí.

Mery y Pepe desde el Cancho del Reloj

Mery y Pepe desde el Cancho del Reloj

 

Si de las vistas de antes nunca te cansarías de estas menos aún. Pero ya son las 17:30 y toca ir bajando poco a poco. La luz que entra por las ramas de los alcornoques sigue siendo maravillosa.

Bajando entre alcornoques

Bajando entre alcornoques

Bajando entre alcornoques

Bajando entre alcornoques

 

Cuando llevo unos minutos bajando doy gracias a que tengo el GPS una vez más porque no recuerdo por dónde he venido. Fui a la ida todo el rato pendiente del móvil y no te fijas bien por dónde vas. Así que me oriento de nuevo y voy a parar al camino que cogí a la subida. Este sí me sonaba.

Bajando por el camino

Bajando por el camino

Bajando por el camino

Bajando por el camino

 

Aproximadamente media hora después de partir desde el Cancho del Reloj llego al coche. Aprovecho para beber un poco de agua y descansar un poco antes de volver a casa.

Terminando la ruta

Terminando la ruta

Terminando la ruta

Terminando la ruta

Llegando al coche

Llegando al coche

 

Me iba a disponer a subirme ya al coche cuando entre las jaras he escuchado un ruido. Rápidamente he cogido la cámara por si salía algún animalito y poder fotografiarlo. Efectivamente así ha sido y entre ellas ha aparecido un mapache que no se ha movido y ha posado para la foto jaja.

Un mapache entre jaras

Un mapache entre jaras

 

UN SALUDO CAMINANTES

 

Agradecimientos

– En primer lugar a esa persona que se recorre de arriba a abajo nuestra comarca y que me indicó el atajo ayer tarde para ir más directo al Cancho del Reloj. El año pasado también me guió hacia las pinturas rupestres del Risco de Paulino.

– Y en segundo lugar al creador de la ruta en wikiloc (Keducc). Gracias a él también logré llegar la semana pasada a la Lorera de la Trucha de Alía.

Un comentario en “Villuercas-Ibores-Jara – Ruta al Cancho del Reloj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s