Villuercas-Ibores-Jara – Ruta al Pico Carbonero

¿Dónde me han llevado mis pies hoy? ¿Cuál ha sido mi ruta?

Hoy me ponía en movimiento hacia el Pico Carbonero (1.428 m) perteneciente al Geoparque de Villuercas-Ibores-Jara.

En una tarde medio nubosa-medio soleada he decidido salir de ruta después de tantos días seguidos lloviendo sin parar.

Eran las 16:10 aproximadamente cuando iniciaba mi ruta de casi 3 kilómetros de subida. Comienza abriendo una portera que no tiene puesta ningún candado y que si entras debes volver a cerrar la puerta con cerrojo. Un castañar también me acompaña en mi inicio.

Inicio de la ruta

Inicio de la ruta

Castañar en el inicio

Castañar en el inicio

 

No llevo ni 5 minutos andando y una pequeña tromba de agua, con granizos incluídos, me cae encima. Pero no me detengo ya que a lo lejos se ve un claro y no tardará en llegar. Efectivamente al par de minutos ya se ha pasado pero no sin empaparme el pelo.

A lo largo de la ruta te vas encontrando más verjas pero todas se pueden abrir perfectamente ya que no llevan candado.

Nueva verja encontrada

Nueva verja encontrada

 

A partir de aquí empieza la subida sin parar hasta lo alto del Pico Carbonero. Pero esta primera subida no es muy pronunciada y se hace a la perfección.

Comienza la subida

Comienza la subida

 

Creo que no hace falta decir que ha caído muchísima agua durante todo el invierno. Las imágenes de la cuneta corriendo como si fuera un riachuelo hablan por sí solas.

Corriente de agua

Corriente de agua

Corriente de agua

Corriente de agua

 

Llego hasta una tercera portera pero esta no está ni cerrada. El paso es libremente y a partir de aquí es dónde empieza una ascensión de aúpa. Me encuentro con una señal que marca un desnivel del 18%.

Tercera portera

Tercera portera

Fuerte pendiente de subida

Fuerte pendiente de subida

Desnivel del 18%

Desnivel del 18%

 

Lo único bueno que tienen estas fuertes pendientes y la altura que vas ganando es las vistas y paisajes tan impresionantes que te vas encontrando.

Bosque de robles

Bosque de robles

Bosque de robles

Bosque de robles

Vistas subiendo

Vistas subiendo

Vistas subiendo

Vistas subiendo

 

Démonos prisa que la tormenta viene y nos vamos a mojar. Afortunadamente estoy ya acabando la ruta y en lo alto puedo meterme bajo un pequeño refugio hasta que pase la pequeña tormenta.

Llegada al Carbonero

Llegada al Carbonero

Caseta en el Carbonero

Caseta en el Carbonero

Mery y Pepe en el Carbonero

Mery y Pepe en el Carbonero

 

Después de la tempestad siempre llega la calma y un bonito arco iris me saluda. Es el más nítido de todos los que he conseguido fotografiar hasta ahora.

Arco Iris

Arco Iris

 

Antes de volverme sobre mis pasos tiro unas cuántas fotos desde lo alto del Pico Carbonero. Las vistas son excelentes y la sudada, cansancio y mojada que me he pegado al subir ha merecido la pena con creces.

Vistas desde el Pico Carbonero

Vistas desde el Pico Carbonero

Vistas desde el Pico Carbonero

Vistas desde el Pico Carbonero

Vistas desde el Pico Carbonero

Vistas desde el Pico Carbonero

 

Vámonos antes que aquellas nubes lleguen hasta nosotros porque esas sí que tienen mala pinta y como descarguen agua nos vamos a poner como una sopa.

En la bajada apenas he tirado fotos. Tan solo alguna que otra de las vistas que iba obteniendo poco a poco.

Vistas bajando del Pico Carbonero

Vistas bajando del Pico Carbonero

Se acerca la tormenta

Se acerca la tormenta

Andando entre robles

Andando entre robles

Llegada al castañar y finalizando la ruta

Llegada al castañar y finalizando la ruta

 

Estaba ya terminando la ruta cuando un enorme estruendo ha sonado en el cielo. Afortunadamente estoy a un par de minutos del coche y podré refugiarme. Tan solo un par de minutos después ha empezado a llover con fuerza y también han caído muchos granizos que he fotografiado una vez que ha parado.

Granizada caída

Granizada caída

Granizada caída

Granizada caída

 

Y hasta aquí la ruta de hoy. Ha sido cortita y a pesar del desnivel acumulado desde el inicio, si se hace a paso lento no hay problemas en alcanzar la cota máxima. Desde el pasado octubre cuando empiezo a subir una cuesta de tal desnivel y creo que voy a sacar el hígado por la boca en cualquier momento me acuerdo siempre de lo mismo y me doy ánimos: “venga que tú puedes. Que en la Ruta del Emperador estuviste 16 km subiendo por peores senderos y fue mucho peor”.

Si queréis ver la ruta que he seguido la podéis encontrar en wikiloc:

Ruta al Pico Carbonero

 

P.D. De vuelta con el coche me he encontrado con un control de la Guardia Civil. Lejos de absurdeces y gilipolleces de pupilas dilatadas como ya me pasó volviendo de Monsanto, la pareja de guardias civiles ha sido muy educada y amable en todo momento. Incluso he estado hablando con ellos de la ruta que había realizado. Así da gusto.

Os dejo con lo mejor de la conversación que he pasado hasta vergüenza xD.

– ¿Y puedes abrirme la cartera esa, por favor?
– Sí claro. Mira en este apartado está la cámara, los objetivos y todos los apaños de la cámara. Y mira en este otro apartado está la botella de agua y… bueno, dos peluches que me acompañan siempre en mis rutas senderistas.

¡¡¡PERO QUÉ CLASE TIENEN MERY Y PEPE!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s