Portugal – Visitando Elvas, Patrimonio Mundial

Durante muchos años, y aún sigue pasando, los principales medios de información han dado una imagen pobre de Portugal. La imagen de un país pobre y sin recursos económicos.

La televisión o la prensa muestra lo que quieren que veamos y pocas veces se asemeja a la realidad. Y un ejemplo muy claro lo tenemos con la visita que os traigo hoy.

Puede que Portugal, junto a este “gran país” llamado España, sea de los países más pobres económicamente hablando de la Unión Europea. Pero Portugal es rica en patrimonio y en cultura.

Creo que todos estamos de acuerdo en que las guerras son malas. Se pierden muchas vidas, terrenos, edificaciones, etc. El día que se inventó el avión llegó la guerra moderna y ya no servía de nada construir grandes murallas y palacios para proteger tu ciudad. Pues las bombas de los aviones llegarían igualmente.

Pero si hay algo bueno que nos han dejado las guerras de la época medieval es la herencia que nos han dejado de grandes murallas, castillos, puentes, acueductos y palacios. Y eso es lo que encontramos en Elvas, pueblo portugués fronterizo con Extremadura, a tan solo 22 kilómetros de Badajoz.

Comienza una visita emocionante por sus principales atractivos turísticos. Y me atrevo a decir que es el mejor sitio que he visitado en cuánto a riqueza arquitectónica se refiere. La prueba: el sábado pasado fue el único día, en estos años que llevo saliendo a ver sitios, que he llenado la tarjeta de memoria con las fotos tiradas teniendo que recurrir a una tarjeta extra. Y es que un sitio que es Patrimonio Mundial lo merece.

 

Fuerte de Santa Lucía (Forte de Santa Luzia)

Fortificación construída en el siglo XVII durante la Guerra de Restauración entre Portugal y España. Dentro podemos encontrar la vivienda del gobernador, una pequeña iglesia y un par de aljibes.

Es el primer sitio al que vamos y nuestra llegada es sobre las 10:00h (hora española). Por lo que aún no está abierto al público y tan solo podemos pasear por sus alrededores.

Subiendo a la muralla

Subiendo a la muralla

Entrando en la fortaleza

Entrando en la fortaleza

Paseando por los alrededores

Paseando por los alrededores

Paseando por los alrededores

Paseando por los alrededores

Paseando por los alrededores

Paseando por los alrededores

Paseando por los alrededores

Paseando por los alrededores

Dirigiéndonos a la entrada

Dirigiéndonos a la entrada

 

Vemos que van a abrir ya y sin dudar pasamos dentro de la fortificación.

Entrando a la fortaleza

Entrando a la fortaleza

 

Nada más entrar nos recibe un gran soldado con una lanza. Mery y Pepe quieren echarse unas fotos con él.

Soldado con lanza

Soldado con lanza

Mery y Pepe con el soldado

Mery y Pepe con el soldado

 

Comenzamos a andar por sus calles hasta que llegamos a lo más alto de la fortificación. Allí nos encontramos con más soldados listos para disparar sus cañones. Nadie extraño debe entrar en nuestra ciudad.

Paseando por sus calles

Paseando por sus calles

Soldado y cañón

Soldado y cañón

Soldado y cañón

Soldado y cañón

Soldado vigilando

Soldado vigilando

Bolas de cañón

Bolas de cañón

 

Entramos dentro de la casa del gobernador y vemos una maqueta del Fuerte de Gracia (Forte da Graça) que visitaremos al final del día.

Maqueta Forte da Graça

Maqueta Forte da Graça

 

Vemos unas estrechas escaleras que hay que subir escalando agarrándose de manos y pies por pequeños escalones que están en la pared. Desde arriba las vistas son espectaculares.

Vistas desde la vivienda del gobernador

Vistas desde la vivienda del gobernador

 

Y tras esto es hora de cambiar de sitio y nos vamos hasta el Acueducto de Amoreira. Pero antes vemos que llega un tren turístico que recorre la ciudad.

Tren turístico

Tren turístico

 

 

Acueducto de Amoreira

Con sus 8,5 km de largo une las localidades de Amoreira y Elvas. Se comienza a construir en el siglo XVI para solucionar los problemas de abastecimiento de agua que sufre la ciudad.

Sus 31 metros de altura dejan al visitante maravillado. Aunque sinceramente, y sin desprestigiar ni mucho menos este acueducto, me quedo con nuestro Acueducto Romano de Mérida.

Acueducto de Amoreira

Acueducto de Amoreira

Acueducto de Amoreira

Acueducto de Amoreira

Acueducto de Amoreira

Acueducto de Amoreira

 

Aquí ocurre una de las anécdotas del día. Uno de mis acompañantes ve un Diente de León y se arrodilla en el césped con mucho cuidado para tirarle una foto. Yo me quedo parado al lado y le pregunto ¿qué haces? al mismo tiempo que doy una patada al Diente de León que se deshace. Sí, soy un cabrón nato xD.

Castillo de Elvas

Tras la breve visita al acueducto nos dirigimos hacia el Castillo de Elvas. Andamos entre estrechas calles hasta que llegamos a él.

Andando por las calles

Andando por las calles

 

Antes de entrar a él nos damos una vuelta por sus alrededores fotografiando lo que nos llama la atención.

Castillo de Elvas

Castillo de Elvas

Castillo de Elvas

Castillo de Elvas

Cerradura de una de las puertas

Cerradura de una de las puertas

 

El Castillo de Elvas ha tenido varias conquistas. En el año 1.116 es conquistado inicialmente por los árabes. Y en el año 1.226 es reconquistado por D. Sancho II.

Del castillo cabe destacar su puerta principal, la torre del menaje y el adarve. Entrar dentro cuesta 2 euros y son bien invertidos.

Entrando al castillo

Entrando al castillo

Acceso al segundo piso

Acceso al segundo piso

Paseando por el adarve

Paseando por el adarve

Paseando por el adarve

Paseando por el adarve

Mirada a través de la muralla

Mirada a través de la muralla

 

 

Cementerio de los ingleses

Tras dar una vuelta por el castillo nos volvemos hasta el centro de Elvas. Pero nos topamos con el Cementerio de los Ingleses. Allí se homenajea a los soldados caídos durante la Batalla de la Albuera que enfrenta a portugueses, españoles e ingleses contra los franceses.

Puerta encontrada

Puerta encontrada

Cementerio de los ingleses

Cementerio de los ingleses

Homenaje a soldados caídos

Homenaje a soldados caídos

Dentro del cementerio

Dentro del cementerio

 

Tras una mañana en la que aún no hemos parado nada y dónde tenemos mucha sed nos vamos hasta un bar para tomar algo. Después de refrescarnos y comer algo a NO MUY BUEN PRECIO nos dirigimos hasta un depósito de municiones militares. Se encuentra en la parte alta del pueblo e igualmente las vistas obtenidas, sobre todo del acueducto, son espectaculares.

Depósito de municiones militares

Depósito de municiones militares

Depósito de municiones militares

Depósito de municiones militares

Vistas desde el depósito

Vistas desde el depósito

Buscando otra perspectiva

Buscando otra perspectiva

Vistas hacia el Acueducto de Amoreira

Vistas hacia el Acueducto de Amoreira

 

Tras esto estamos mucho rato buscando el Restaurante El Cristo dónde sabemos que se come muy bien. Hacemos cola durante 40 minutos aproximadamente para entrar pero merece la pena ya que se come muy bien. Es un restaurante especializado en marisco aunque nosotros pedimos para comer bacalao a la dorada, almejas al ajillo, sardinas fritas y una ensalada. Buena elección.

 

 

Castillo y Fortaleza de Juromenha

Hemos terminado de comer y ahora nos dirigimos hacia una freguesía del municipio de Alondral. Se trata de Juromenha y se encuentra a 12 km de Elvas.

Tiene un castillo y fortaleza en estado abandonado que le da cierto encanto. Nos recuerda en algunas cosas al Forte de Santa Luzia visitado a primera hora del día.

Aquí ocurre la gracia del día para terminar de quemar a uno de mis acompañantes xD.

– Yo ya he visto esto.

– ¿Ya has estado aquí?

– NO.

Fortaleza de Juromenha

Fortaleza de Juromenha

Paseando por la fortaleza

Paseando por la fortaleza

Paseando por la fortaleza

Paseando por la fortaleza

Se cree que fue un campanario

Se cree que fue un campanario

Entrando a la capilla

Entrando a la capilla

Capilla

Capilla

Dentro de la capilla

Dentro de la capilla

Saliendo de la capilla

Saliendo de la capilla

 

 

Fuerte de Gracia (Forte da Graça)

Y para acabar con la visita a Elvas nos dirigimos hasta lo alto de una colina dónde se encuentra el Forte da Graça. Aquí sin saberlo nos adentramos en una fortaleza totalmente abandonada y que nos maravilla al completo. Es sin ninguna duda lo mejor del día y ello hace que sitúe a Elvas como el mejor sitio visitado.

Fortaleza del siglo XVIII y cuyos sistemas de defensa que encontramos son espectaculares. Sus murallas y la gran Casa del Gobernador que se encuentra dentro dejan maravillado a cualquiera.

Es una verdadera pena que se esté perdiendo y que todo su interior esté comido por las ratas. El valor de esta gran fortaleza es incalculable y solo espero que el Gobierno Portugués se plantee acondicionarlo para visitas guiadas. Sinceramente si me piden 3€ para visitarlo los daré con mucho gusto.

Hacia el Forte da Graça

Hacia el Forte da Graça

Paseando por sus murallas

Paseando por sus murallas

Paseando por sus murallas

Paseando por sus murallas

Entrada hacia la Casa del Gobernador

Entrada hacia la Casa del Gobernador

El reloj se para

El reloj se para

En la entrada a la Casa del Gobernador

En la entrada a la Casa del Gobernador

Mery y Pepe fotografiándose con la Casa del Gobernador

Mery y Pepe fotografiándose con la Casa del Gobernador

Bajando a las galerías

Bajando a las galerías

Nos dirigimos a la Casa del Gobernador

Nos dirigimos a la Casa del Gobernador

Nos dirigimos a la Casa del Gobernador

Nos dirigimos a la Casa del Gobernador

Murallas que protegen la Casa del Gobernador

Murallas que protegen la Casa del Gobernador

Casa del Gobernador

Casa del Gobernador

Entrando en la Casa del Gobernador

Entrando en la Casa del Gobernador

Entrando en la Casa del Gobernador

Entrando en la Casa del Gobernador

Mirada a través del hueco

Mirada a través del hueco

Dentro de la Casa del Gobernador

Dentro de la Casa del Gobernador

Dentro de la Casa del Gobernador

Dentro de la Casa del Gobernador

Dentro de la Casa del Gobernador

Dentro de la Casa del Gobernador

Dentro de la Casa del Gobernador

Dentro de la Casa del Gobernador

Habitación de la Casa del Gobernador

Habitación de la Casa del Gobernador

Habitación de la Casa del Gobernador

Habitación de la Casa del Gobernador

Vistas desde la Casa del Gobernador

Vistas desde la Casa del Gobernador

Vistas desde la Casa del Gobernador

Vistas desde la Casa del Gobernador

Mirando a través de la ventana

Mirando a través de la ventana

 

A estas alturas la visita nos resulta…

Magistral

Magistral

 

Cuando terminamos de visitar toda la fortaleza miro a lo lejos y el Sol se va escondiendo poco a poco. Son ya las 20:15 aproximadamente (siempre hora española) y unas nubes se entrometen entre el astro. Pregunto a mis acompañantes si tienen prisa ya que nuestro mágico día se merece acabarlo con una gran puesta de Sol. Y sin ninguna duda lo despedimos así.

Puesta de Sol en Elvas

Puesta de Sol en Elvas

Puesta de Sol en Elvas

Puesta de Sol en Elvas

Puesta de Sol en Elvas

Puesta de Sol en Elvas

Puesta de Sol en Elvas

Puesta de Sol en Elvas

Puesta de Sol en Elvas

Puesta de Sol en Elvas

 

Y este fue nuestro gran día por Elvas. Una vez más el encanto de pueblos portugueses me maravilló. Elvas junto a Monsanto es de los mejores sitios que he visitado este año.

Me despido hasta otra visita y recordad que si vais a Elvas tenéis que comer en el Restaurante El Cristo porque yo…

I LOVE EL CRIS+O

😉😉😉

6 comentarios en “Portugal – Visitando Elvas, Patrimonio Mundial

    • Gracias. Es un sitio que merece la pena descubrir al completo. Totalmente recomendable.

  1. Si es verdad lo que cuentas, que has dado una patada al Diente de León, mientras tu amigo lo quería fotografiar, pues si, entonces eres, como tu mismo lo dices ; un cabrón nato ! Eso de estropear una flor a conciencia es una falta de sensibilidad y respeto a la naturaleza. Además a la amistad. Ese amigo tendría que chafarte las fotos de la puesta del Sol, de cuales eres tan orgulloso !
    Y lo llamas ‘una anécdota’.

    • Buenas tardes,

      cuando un Diente de León está seco significa que está preparado para su polinización.

      Es tanta la sensibilidad que tengo hacia la naturaleza que contribuí a su reproducción dándole “una patada” y poder sobrevivir a lo largo del tiempo.

      Sobre la amistad, usted no es nadie para evaluar los 6 años de amistad que tengo con MI AMIGO. La amistad no se mide con acciones como “joder” una foto o hacer “una gracia”. Se mide, sobre todo, en los malos momentos. Y cuando ha habido esos malos momentos se dejan a un lado gilipolleces de Dientes de León y de Leona y fotos de puesta de Sol.

      Un saludo y gracias por alegrarme la tarde. La verdad es que necesitaba echarme unas risas después de un largo día de trabajo.

      P.D. Cuando alguien se pone a escribir en un sitio público debe hacerlo con propiedad y con respeto. Pues malas palabras las sabe soltar hasta una máquina.

  2. Hombre, yo creo que está un tanto justificado lo de Theo, más que nada, porque la sencillez de la naturaleza, no necesita de patadas y vilipendios. Estoy con Theo. Seamos más respetuosos con el entorno y la naturaleza, no por pisar un diente de león vamos a perder el campo, pero son las formas.
    Un abrazo y enhorabuena por el blog

    • Muy justificado sí. Sobre todo la parte dónde juzga una amistad que ni siquiera conoce.

      Preocupémonos por saber tratar a la gente en la red y no por “patadas” a flores secas y que repito: contribuí a su polinización y por tanto su supervivencia.

      P.D. Dentro de tres semanas visitaré el Valle del Ambroz para fotografiar su otoño. Intentaré no pisar ninguna hoja seca. Pero no aseguro nada.

Los comentarios están cerrados.