Tierra de Badajoz – Castillo de Azagala y Castillo de Alburquerque

Primer día, del segundo mes, del año 2014 y primera salida a seguir conociendo nuestra tierra.

Tras casi dos meses de inactividad y de no haber vuelto a sacar de paseo la cámara, ayer fuimos hasta tierras de Alburquerque para visitar los Castillos de Azagala y del propio Alburquerque.

 

Castillo de Azagala

Eran las 10:30 aproximadamente cuando partía hacia el Castillo de Azagala acompañado de mi amigo Sergio y de una morenaza de abrigo rojo. El camino hasta el Pantano del Águila lo hicimos en coche a pesar del barrizal encontrado.

Primero nos acercamos hasta el pantano y a una casa abandonada y en estado de ruina. Allí tiramos algunas fotos al castillo.

Castillo de Azagala desde pantano

Castillo de Azagala desde pantano

Castillo de Azagla y casa en ruinas

Castillo de Azagla y casa en ruinas

 

Nos subimos hacia el castillo. La falta de entrenamiento se nota en nuestros pulmones y enseguida nos fatigamos. Ya no valemos para nada jajaja.

Hacia el castillo

Hacia el castillo

 

Ya estamos a mitad de camino y pronto disfrutaremos del castillo.

Ya queda poco

Ya queda poco

 

Un cuarto de hora después de haber comenzado a subir llegamos hasta arriba. Las vistas hacia el pantano merecen la pena.

Pantano del Águila

Pantano del Águila

 

Nos adentramos en el castillo y comenzamos a disfrutar de él. Está en estado de ruina y fue habitado hasta comienzos de la década de los noventa.

Entrando al castillo

Entrando al castillo

Entrando al castillo

Entrando al castillo

Entrando al castillo

Entrando al castillo

 

Nos dirigimos hacia las dependencias.

Hacia las dependencias del castillo

Hacia las dependencias del castillo

Saliendo

Saliendo

Mirando por la ventana

Mirando por la ventana

 

Subimos hasta una sala en la que hay una vieja mesa llena de encanto. Este tipo de fotos me fascinan.

Sala del castillo

Sala del castillo

Bóveda de la sala

Bóveda de la sala

 

Y luego subimos al torreón desde el cual se observan unas inmejorables vistas. Todo un lujo para nuestros ojos.

Vistas desde el torreón

Vistas desde el torreón

Vistas desde el torreón

Vistas desde el torreón

 

Mery y Pepe también quieren disfrutar de tales vistas y posan para la foto.

Mery y Pepe en el castillo de Azagala

Mery y Pepe en el castillo de Azagala

Mery y Pepe en el castillo de Azagala

Mery y Pepe en el castillo de Azagala

 

Nos cambiamos de edificio y de dependencias para ir hasta la capilla.

Capilla

Capilla

Puerta de la capilla

Puerta de la capilla

 

Aquí me despisto de mis acompañantes y subo solo hasta la segunda planta. Encontraré lo mejor del día.

Subiendo a la segunda planta

Subiendo a la segunda planta

A través de los cristales

A través de los cristales

A través de los cristales

A través de los cristales

 

Entro en las habitaciones señoriales dónde es una gran pena que tales muebles se estén perdiendo. Claramente pertenecieron a alguien de dinero ya que el material del que están fabricados es de calidad a pesar del estado de ruina.

Sillón en mitad del pasillo

Sillón en mitad del pasillo

Habitación señorial

Habitación señorial

Habitación señorial

Habitación señorial

Escaleras de caracol

Escaleras de caracol

 

La cocina tiene fogones dónde el carbón era la fuente de calor para cocinar los alimentos.

Fogones de la cocina

Fogones de la cocina

Mesa y chimenea

Mesa y chimenea

 

Una última vista antes de entrar en la sala de juegos.

Torreón del castillo

Torreón del castillo

 

Mis acompañantes ya subieron hace rato y juntos nos vamos hasta una sala dónde hay una gran mesa de billar. Está fabricada en madera y con pizarra. Es de una belleza que deja fascinado.

Mesa de billar

Mesa de billar

Agujero de la mesa de billar

Agujero de la mesa de billar

 

Y para acabar fotografiamos una vieja puerta arrancada que no sabemos cómo ha llegado hasta allí.

Vieja puerta

Vieja puerta

Vieja puerta

Vieja puerta

 

 

Castillo de Alburquerque

Sobre las 16:30 terminamos de comer y nos acercamos hasta el castillo de Alburquerque, llamado Castillo de Luna. No teníamos ni idea de si se podía visitar y dijimos que si no se permitía la entrada, al menos podíamos tirar fotos por fuera.

Al llegar vimos a gente que iba subiendo hasta el castillo y dedujimos que sí íbamos a poder pasar. Por lo que comenzamos a subir hasta él.

Castillo de Alburquerque

Castillo de Alburquerque

Subimos hacia la entrada de castillo

Subimos hacia la entrada de castillo

 

Pero al llegar hasta la puerta vemos que está cerrada pero hay un horario de visitas. Tan solo nos queda un cuarto de hora para entrar y esperamos.

Entrada al castillo

Entrada al castillo

 

Es sobre las 17:10 cuando el guía turístico abre las puertas para darnos paso. Comienza una hora de paseo por las dependencias y elegimos mala hora ya que está comenzando a llover y ello hace que tengamos que entrar dentro de la iglesia.

Entrada al castillo de Alburquerque

Entrada al castillo de Alburquerque

Lámpara de la iglesia

Lámpara de la iglesia

 

En esta piedra fue degollado Ponce de León, un mayordomo del castillo.

Piedra donde murió Ponce de León

Piedra donde murió Ponce de León

 

De la zona más nueva del castillo nos cuentan una curiosidad. Allí se encuentran habitaciones dónde se podía hacer noche. Y mucha gente ha dormido allí sin saber que está construída sobre un viejo cementerio: el más antiguo de Alburquerque.

Zona moderna del castillo

Zona moderna del castillo

Vistas desde el castillo

Vistas desde el castillo

 

Seguimos la visita y vamos hasta el torreón; lo que más me gusta del castillo.

Torreón del castillo

Torreón del castillo

 

Y bajamos hasta las mazmorras dónde comprobamos el grosor de las paredes del castillo; un castillo que nunca fue conquistado por la fuerza.

Grosor de la pared del castillo

Grosor de la pared del castillo

 

Ahora sí, nos adentramos en el torreón del castillo dónde se encuentra la sala de visitas. Es curioso que dependiendo de la zona donde te sitúes se escucha más o menos eco. Y que si te pones en una esquina, mirando hacia la pared, y hablas en bajito a otra persona situada en otra esquina, te escucha perfectamente ya que el sonido viaja por la pared.

Hacia el torreón

Hacia el torreón

Bóveda de la sala de visitas

Bóveda de la sala de visitas

Mirando por la ventana del mirador

Mirando por la ventana del mirador

 

Darme un momento que me ha dado un apretón y necesito descargar aguas mayores🙂🙂🙂

"Cuarto de baño" de los soldados

“Cuarto de baño” de los soldados

 

Bajamos por unas escaleras hasta la parte más baja del torreón. Allí vemos una lámpara que me llama la atención. Totalmente de hierro.

Mirando por la ventana

Mirando por la ventana

Lámpara de hierro

Lámpara de hierro

 

Ya queda poco para terminar la visita y observamos por dónde se les daba la comida a los presos de las mazmorras. La marca de las cuerdas han quedado reflejadas en la piedra.

Conducto a las mazmorras

Conducto a las mazmorras

Marca de las cuerdas en la piedra

Marca de las cuerdas en la piedra

 

La visita ha acabado y tiramos una última foto al Sol escondiéndose.

El Sol se esconde

El Sol se esconde

 

Y este fue nuestro día por Alburquerque y sus castillos. Fue un placer volver a nuestra afición de tirar fotos y de seguir conociendo Extremadura. Espero que no pase tanto tiempo hasta la próxima salida.

Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s