Llanos de Olivenza – Zafra-Río Bodión: ruta por Árboles Singulares II

Hacía ya casi un año, en concreto desde el Cerezo en Flor del Valle del Jerte 2013, que no visitaba a los seres más viejos de Extremadura. Aquel día visitaba el Abedular del Puerto de Honduras, el Roble de Prado Sancho, el Roble del Acarreadero, el Castaño de los Realengos y el Roble Grande de La Solana.

Desde entonces no había vuelto a visitar ningún Árbol Singular de Extremadura y se me hacía ya tarde otra visita. Hace unos meses intenté encontrar el Ciprés Calvo de la Mimbre y el Alcornoque de los Galaperales; pero mi búsqueda resultó infructuosa.

Esta mañana me ponía rumbo a la Encina de El Romo o Encina Madre, situada en el término municipal de Valverde de Leganés. Me ha costado lo mío ya que su señalización es escasa y tras llamar a mi habitual compañero de aventuras para que me indicara (él ya estuvo hace unos meses), he logrado verla.

Tiene una altura de 10 metros y un diámetro de copa de 32 metros. El perímetro de su tronco alcanza los 4,75 metros. Y su edad está estimada en unos 500 años.

Encina Madre

Encina Madre

Encina Madre

Encina Madre

Encina Madre

Encina Madre

 

Hace unos años su principal rama se partió debido al gran peso que soporta. Entonces le pusieron unas muletas, al igual que hicieron con La Terrona, para prolongar la vida del árbol.

Rama partida

Rama partida

Tronco de la encina

Tronco de la encina

 

Si siempre os digo que cuando estás al lado de estos seres parece que te van a hablar, hoy me ha pasado lo mismo. Pero no me ha hecho falta que me hablara para contarme lo que todos los mayores siempre dicen: que les queda poco tiempo de vida. Yo le doy un abrazo para consolarla.

Abrazando a la Encina Madre

Abrazando a la Encina Madre

 

Tras despedirme de este magnífico ser paso por delante del Castillo de los Arcos y me paro a tirar algunas fotos. También me encuentro con un pequeño puente que cruza un riachuelo y un pozo que supongo que se utilizará para dar de beber al ganado en época de sequía.

Castillo de los Arcos

Castillo de los Arcos

Entrada al castillo

Entrada al castillo

Puente en el Regato de la Cinchosa

Puente en el Regato de la Cinchosa

Puente en el Regato de la Cinchosa

Puente en el Regato de la Cinchosa

Regato de la Cinchosa

Regato de la Cinchosa

Pozo encontrado

Pozo encontrado

Pozo encontrado

Pozo encontrado

Carrucha del pozo

Carrucha del pozo

 

Desde aquí me dirijo hasta la localidad de La Morera para visitar al olivo más grande de Extremadura. La llegada es fácil ya que a la misma entrada del pueblo hay un gran cartel indicándote dónde se encuentra. Apenas cinco minutos después estás ante los pies de este gran árbol. Según llegas, tal y como ya dijo mi amigo hace meses, te crees que estás ante otra gran encina. Pero la realidad es que este árbol da aceitunas y yo doy gracias por no tener que cogerlas. Si mi padre tuviera olivos así en el campo, entonces acabaría por aborrecer hasta el fin de los tiempos la recogida de aceitunas.

Tonterías atrás, este olivo tiene una altura de 7 metros y un perímetro de tronco de 10 metros. Su diámetro máximo de copa alcanza los 14 metros.

Olivo de La Tapada

Olivo de La Tapada

Tronco del Olivo de La Tapada

Tronco del Olivo de La Tapada

Tronco del Olivo de La Tapada

Tronco del Olivo de La Tapada

Al lado del Olivo de La Tapada

Al lado del Olivo de La Tapada

 

Voy hasta Salvaleón para comprarme un bocadillo. Son ya las 14:20 y mi barriga pide comida. En mis planes entraba estar en casa de vuelta para la hora de comer pero como di tantas vueltas por la mañana buscando la Encina Madre se me echó el tiempo encima. El bocadillo es de jamón y queso y entra muy bien. Tras esto decido buscar los Quejigos del Chorrero sin mucha esperanza. Así ha sido ya que la localización resulta muy complicada (esto me recuerda al Castaño de los Realengos) y tan solo veo encinas. Pero al menos he pasado un buen rato en la Dehesa El Chorrero tirando fotos. Decir que no he saltado ninguna valla ni maltratado nada. La puerta no tenía el candado echado y la he abierto. Luego he tirado algunas fotos a las encinas y me he vuelto pronto porque a lo lejos se escuchaban unas vacas mugir y como no sabía si eran bravas o mansas mejor no arriesgarse. Los quejigos los dejaremos para otra ocasión. Hoy tampoco estaban a la venta xD.

Encina en la Dehesa El Chorrero

Encina en la Dehesa El Chorrero

Encina en la Dehesa El Chorrero

Encina en la Dehesa El Chorrero

Encina en la Dehesa El Chorrero

Encina en la Dehesa El Chorrero

Encinas en la Dehesa El Chorrero

Encinas en la Dehesa El Chorrero

Ramas de encina

Ramas de encina

Ramas de encina

Ramas de encina

 

Son 24 Árboles Singulares de Extremadura los que he visitado y ya quedan menos para completarlos todos:

-Madroña de Guijarroblanco

-Tejos del Cerezal

-Magnolia de los Durán (aunque la he visto por fuera del jardín privado)

-Castaño del Corbiche o La Marotera

-Olmos de la Ermita de Belén

-Olmeda de Los Baselisos (descatalogados ya que la mayoría se han secado debido a una enfermedad)

-Ciprés Calvo de la Mimbre

-Alcornoque de Los Galaperales

-Quejigos del Chorrero

 

Y hasta aquí mi diario de hoy. Hasta aquí la entrada número 222 de Memorias de un Turista; un bonito número. Nos vemos pronto en otra aventura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s