Villuercas-Ibores-Jara – Últimos coletazos del otoño 2014

Después de casi dos meses he vuelto al Geoparque Villuercas-Ibores-Jara para hacer una visita a la familia. El mes de noviembre ha sido muy intenso con visitas al norte de España y al norte de Extremadura para fotografiar el otoño. Ayer cuando hacía las maletas para venir, preparaba también la cámara para plasmar los últimos coletazos del otoño por esta zona.

Esta mañana me ponía a ello y sobre las 10:30 iba en dirección a Navezuelas a fotografiar un castañar en el que ya estuve el año pasado. Al llegar he visto que, tal y como me esperaba, los castaños ya tenían la hoja caída. Aún así me he entretenido tirando fotos a la helada que ha caído esta noche y a algunos castaños.

IMG_7246

Helada en Navezuelas

Helada en Navezuelas

Helada en Navezuelas

Hojas de castaño

Hojas de castaño

Castaños en Navezuelas

Castaños en Navezuelas

El Sol entre los castaños

El Sol entre los castaños

He estado poco rato aquí y he decidido ir hasta Guadalupe por si aún se veían algunos castaños con la hoja en el árbol. Mi parada ha sido en el Mirador del Humilladero y acto seguido he ido caminando hasta el castañar en el que estuve el año pasado. He visto la puerta abierta y me he adentrado en él; esta vez sin pedir permiso. Aquí los castaños estaban más pelados de hojas y no quedaba prácticamente ninguna arriba. No obstante la alfombra de hojas durante todo el camino es una auténtica maravilla para los ojos.

Entrando en el castañar

Entrando en el castañar

Alfombra de hojas en el castañar

Alfombra de hojas en el castañar

La luz entra por los árboles

La luz entra por los árboles

A ras de suelo

A ras de suelo

Alfombra de hojas en el castañar

Alfombra de hojas en el castañar

De casualidad me he encontrado con una pestosa verde apoyada en una hoja. Parecía que estaba tomando el sol ya que le daba de lleno y se estaba muy quieta. Me ha resultado extraño ver este insecto en el mes de diciembre y como aún no tenía fotos de ninguna, me he parado a fotografiarla.

Pestosa verde

Pestosa verde

Llego a una zona de sombra y la helada de la noche anterior aún permanece en la hierba.

Helada en Guadalupe

Helada en Guadalupe

Helada en Guadalupe

Helada en Guadalupe

Gotas de agua en la hierba

Gotas de agua en la hierba

Gotas de agua en la hierba

Gotas de agua en la hierba

Aquí decido darme media vuelta ya que la hora de comer se va acercando. Me tumbo en la alfombra de hojas para fotografiar el camino una vez más a ras de suelo.

Volviendo sobre mis pasos

Volviendo sobre mis pasos

A ras de suelo

A ras de suelo

A ras de suelo

A ras de suelo

Y estando aquí tirado he escuchado a mis espaldas un coche. Se ha parado a mi lado y a continuación transcribo la conversación.

-¿No le importa que tire unas cuántas fotos por aquí?

-En absoluto. Puedes hacer todas las fotos que quieras.

-Es que el año pasado me dio paso el encargado, que no me acuerdo cómo se llamaba, y hoy que he vuelto a venir por la zona he visto la puerta abierta y he pasado.

-Tomás es el encargado.

-Sí, Tomás. Ahora que me lo dices me he acordado.

-Soy yo. Fui yo quién te dijo que entraras entonces.

-Puede ser. Me viste con la cámara abajo en el Humilladero y me dijiste que entrara al castañar que iba a hacer fotografías muy bonitas.

-Puedes hacer las que quieras hoy también. Tómate tu tiempo. Hace unos días estuvieron por aquí unos cuántos rumanos a robarnos las castañas pero se ve bien quién viene a robar y quién a hacer fotos.

-Pues nada. Muchas gracias.

-Venga. A ver si el año que viene nos vemos otra vez.

Y tras esto, el agradable hombre se ha marchado. Da gusto encontrarse con gente así en mis aventuras que te abren las puertas de su propiedad privada para que hagas las fotografías que vas buscando. Bien podían aprender otras personas que en lugar de comportarse así ponen carteles por toda la finca indicando que está prohibido el paso bajo denuncia policial.

Con la marcha del encargado he reanuado la marcha pero unos metros más adelante me he puesto a captar los detalles de las castañas y de sus erizos.

Detalle de castaña

Detalle de castaña

Detalle de erizo de castaña

Detalle de erizo de castaña

Detalle de hoja de castaño

Detalle de hoja de castaño

Me entretengo demasiado y cuando quiero mirar el reloj son las 13:30. La noción del tiempo se pierde en este castañar.

Despidiéndome del castañar

Despidiéndome del castañar

Despidiéndome del castañar

Despidiéndome del castañar

Y Mery y Pepe dicen adiós hasta el año que viene a este increíble paseo. Da igual que las hojas estén ya en el suelo. Este castañar es digno de visitar incluso con la hoja caída y ver cómo los rayos de sol se meten entre los árboles, pasear entre la hojarasca y fotografiar todos los detalles.

Mery y Pepe se despiden hasta el año que viene

Mery y Pepe se despiden hasta el año que viene

Una vez más, un año más, quiero agradecer desde aquí la amabilidad con la que me ha tratado Tomás, el encargado de la finca privada. El año pasado hice fotografías de película en este mismo castañar ya que tuve la fortuna de pillar el color otoñal en su máximo esplendor y con la hoja aún en el árbol. Este año, a pesar que no ha sido así, ha sido también una gozada volver a fotografiarlo y recordar según iba andando los momentos vividos hace un año.

Te mando un saludo desde aquí y tal y como me has dicho… a ver si el año que viene nos volvemos a ver.

*Puedes ver fotografías de este mismo castañar realizadas en 2013 aquí:

https://memoriasdeunturista.wordpress.com/2013/11/23/villuercas-ibores-jara-el-bosque-de-colores/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s