Sierra de Gata – Ruta al Puerto de Santa Clara desde San Martín de Trevejo

El pasado verano un gran incendio desoló casi 7.500 hectáreas de la Sierra de Gata. El monte se tiñió de negro y la gente se desmoralizó ante tal hecho. Algo normal si has conocido toda esta zona verde y preciosa.

Los medios de comunicación solamente hablaban que se había perdido un gran valor ecológico, algo totalmente cierto y los hechos están ahí. Pero lo que no hablaron nunca es que en la Sierra de Gata aún sigue ganando el verde, aún sigue ganando la parte bonita, aún sigue ganando el espectáculo de colores durante el otoño al negro. Y hoy estamos aquí para demostrarlo.

Desde San Martín de Trevejo parte una ruta que lleva hasta el Puerto de Santa Clara, pasando por delante de dos viejos seres llamados Castaños de O’Soitu; Árboles Singulares de Extremadura.

Nuestros pies se ponían en marcha sobre las once de la mañana y esta vez junto a mi habitual compañero de andanzas han venido otros dos chavales más.

La empinada subida por la calzada romana se hace un poco agotadora pero por suerte aún tenemos las piernas frescas. En aproximadamente 20 minutos ya comienza el camino a llanear y vemos a lo lejos los primeros castaños que están llenos de color.

Subiendo al Castañar de O'Soitu

Subiendo al Castañar de O’Soitu

Y no tardando mucho nos adentramos en un camino rodeado de castaños, rodeado de colores y comienza el espectáculo de tirar fotos y más fotos.

Camino otoñal

Camino otoñal

Camino otoñal

Camino otoñal

Camino otoñal

Camino otoñal

El año pasado ya estuvimos aquí y nos llevamos muchas fotos. Pero volver a verlo nos sigue sorprendiendo y no podemos evitar fotografiar toda la ruta hasta los castaños. Aunque desde mi punto de vista el año pasado cogimos todo el castañar con mejor color y la luz fue mejor. No obstante vuelvo a fotografiar las piedras llenas de musgo y oficialmente me declaro un enamorado de esta ruta.

Camino otoñal

Camino otoñal

Camino otoñal

Camino otoñal

Camino otoñal

Camino otoñal

Tras aproximadamente cuarenta minutos andando llegamos hasta los Castaños de O’Soitu. No os orientéis por este tiempo ya que nosotros hacemos muchas paradas y fotografiamos a cualquier cosa: setas, palos, árboles, hojas, etc.

Llegando a los castaños

Llegando a los castaños

Castaños de O'Soitu

Castaños de O’Soitu

Castaño de O'Soitu

Castaño de O’Soitu

En el tronco de uno de los castaños vemos pequeños hongos. Por supuesto saco mi objetivo MACRO para captar todo el detalle.

Hongos en castaño

Hongos en castaño

Hongos en castaño

Hongos en castaño

El año pasado llegamos hasta aquí y no continuamos por el camino. Este año sí que nos proponemos subir hasta el Puerto de Santa Clara y allá vamos. A partir de aquí los árboles están ya casi con toda la hoja caída. Pero sigue siendo un espectáculo de la naturaleza ver el camino totalmente cubierto de hojas.

Camino otoñal

Camino otoñal

Camino otoñal

Camino otoñal

Durante toda la ruta nos hemos encontrado con gente. Y esta vez vemos a un par de señores que llevan una cesta con setas. Les pido que si me dejan hacer una foto a la cesta y aceptan.

Cesta en el camino

Cesta en el camino

Y hablando de gente encontrada, ha sido curioso que uno de mis acompañantes haya perdido la tapa del objetivo y que unos metros más adelante nos encontráramos con un matrimonio que nos ha cogido la delantera. Nos cuenta el señor que ha perdido una tarjeta de memoria y que si la habíamos visto. Ni nosotros hemos visto la tarjeta de memoria, ni ellos han visto la tapa del objetivo. Por lo que continuamos con nuestro camino.

Camino otoñal

Camino otoñal

Ahora una pequeña cascada de agua de un riachuelo que pasa por la zona.

Pequeña cascada de agua

Pequeña cascada de agua

Y ya finalizando la ruta el castaño va dejando paso al roble.

Robles otoñales

Robles otoñales

Eran aproximadamente las 13:00 cuando llegamos al Puerto de Santa Clara. Una última foto y nos damos la vuelta.

Puerto de Santa Clara

Puerto de Santa Clara

Bajando nos hemos encontrado con otro grupo de personas que nos han indicado que han encontrado la tapa del objetivo y la tarjeta de memoria. Las han dejado en una piedra y vamos buscando dicha piedra para recoger nuestra pertenencia. Curiosamente varios metros más abajo nos volvemos a encontrar con otro grupo de personas que han visto ambas cosas en la piedra y nos la entregan. Lógicamente la tapa del objetivo nos la quedamos y yo recojo también la tarjeta de memoria por si hubiera suerte y pudiéramos ver al matrimonio en el pueblo. Por fortuna, les hemos dado alcance antes de llegar y les hemos hecho entrega de la misma. Aunque a decir verdad se la hubiéramos entregado en el Restaurante Los Cazadores dónde hemos comido y dónde hemos vuelto a coincidir con ellos.

Hasta aquí nuestra ruta de hoy por la Sierra de Gata y ya estamos contando los días para el próximo fin de semana y así visitar el Valle del Ambroz. A ver si nos aguanta unos días el otoño y podemos verlo aún con las hojas en los árboles. Aunque mis presagios me dicen que este año el otoño se ha adelantado mucho más que otros años y que en una semana quizás esté ya algo pasadillo. Pero seguro, seguro, seguro que volvemos a disfrutar de la salida.

Hasta pronto turistas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s