P.N. de Cornalvo – Jornada fotográfica de aves en el Embalse del Muelas

El Parque Natural de Cornalvo se encuentra a unos 10 kilómetros de Mérida y el acceso al mismo, por la autovía A-5, es muy sencillo. Tan solo hay que coger el desvío hacia la población de Trujillanos y seguir las indicaciones que te encuentras nada más entrar en el núcleo urbano.

Hoy, domingo 11 de junio, era un día programado para dar una vuelta por el mismo e inspeccionar la zona, pues mi propósito era volver más adelante para intentar fotografiar a la cigüeña negra.

Era sobre las 09:00 cuando llegábamos hasta el Embalse de Cornalvo, pero la estancia aquí ha sido muy corta al ver que había un par de pescadores por la zona. Claramente, estando ellos allí, no había posibilidad de fotografiar algún ave.

Por lo tanto, hemos continuado por la carretera del parque natural hasta llegar a un merendero, donde hemos aparcado el coche y luego continuado hasta el Berrocal del Rugidero: un pequeño arroyo que apenas corría el agua.

De allí tan solo nos llevamos una foto medio en condiciones: la de un galápago tomando el sol.

IMG_0122
Galápago tomando el sol

Como aquí no había mucho que fotografiar, hemos decidido seguir por la carretera, para ir en busca de un observatorio de aves cuyas indicaciones nos aparecieron cerca del embalse.

No tardamos mucho en dar con él, situado sobre el Embalse del Muelas, y aquí es donde comenzamos a disfrutar de la sesión de fotos. En total, hemos estado desde las 09:30 hasta las 12:30. Tres horas fotografiando la fauna hallada allí: garza real, espátula común, cigüeña blanca, galápago y muchas vacas ja, ja, ja.

Tan solo indicar que las fotografías que se van a mostrar a continuación, en su mayoría, están recortadas y, por lo tanto, con muy baja calidad. Desde el observatorio al agua hay cierta distancia y se necesita, al menos, un objetivo con un alcance de 400 mm (para cámaras DSLR); siempre y cuando se quieran fotografiar primeros planos.

Como nuestro objetivo solo llega hasta 250 mm, se ha hecho lo que se ha podido. La semana que viene espero tener un 300 mm, el cual también se quedará corto en caso de que lo quiera dar uso en este embalse. Aún así, es mejor que el actual.

Sin más, os dejo con algunas fotos tiradas durante la mañana. Y, por supuesto, me despido de vosotros hasta otra aventura, turistas…

IMG_0132
Cigüeña blanca
IMG_0143
Cigüeña blanca
IMG_0154
Cigüeña blanca
IMG_0213
Garza real
IMG_0216
Garza real
IMG_0254
Garza real
IMG_0257
Garza real
IMG_0267
Garza real
IMG_0286
Cigüeña blanca y vaca
IMG_0463
Cigüeña blanca volando
IMG_0468
Mery y Pepe observando las aves
IMG_0588
Garza real
IMG_0589
Garza real
IMG_0593
Garza real
IMG_0646
Cigüeña blanca
IMG_0675
Espátula común en vuelo
IMG_0700
Espátula común
IMG_0771
Cigüeña blanca en vuelo
IMG_0835
Cigüeñas y garzas
IMG_0872
Cigüeña blanca y vaca
IMG_0887
Cigüeña blanca

Villuercas-Ibores-Jara – Seguimos practicando la fotografía de aves

El pasado fin de semana os contaba las aventuras vividas en el Parque Nacional de Monfragüe y lo que había supuesto la jornada fotografiando buitres. Pues bien, durante toda la semana he estado mirando y remirando dichas fotos y no me he cansado de verlas. Me quedé tan encantado de ellas que he realizado un pedido para que me saquen en lienzo, a tamaño 90 x 60, una de ellas.

Llegado este fin de semana, programado desde hacía un mes para pasarlo en el pueblo, no he perdido la oportunidad para volver a practicar la fotografía de aves.

El sábado por la mañana me acerqué hasta el término municipal de Alía, en concreto hasta el mirador del Estrecho de la Peña Amarilla, desde el cual se pueden observar buitres, águilas y, con muchísima suerte, cigüeñas negras.

Tras casi dos horas allí, sentado a la sombra de una encina, me volví para casa sin haber logrado gran cosa, pues el objetivo utilizado no es de gran alcance y las aves estaban muy lejos. Eso sí, me emocioné al ver que una de las fotos que hice fue a una cigüeña negra, la cual estaba lejísimos, pero que ampliando la foto se ve perfectamente que se trata de una.

Lo siguiente en fotografiar fueron palomas, muy difíciles de captarlas al vuelo debido a la gran rapidez con la que mueven las alas. De hecho, las tiré casi 200 fotos y solo aproveché 4.

Y, por último, esta misma mañana he vuelto a practicar con pájaros. Esta vez he entrado en un voladero de canarios y jilgueros y me he puesto a disparar fotos como loco.

La de este fin de semana no ha sido una salida a un lugar bonito, ni tampoco son fotografías impactantes como las de los carroñeros, pero si algo he aprendido en estos años es que para lograr fotografías bonitas y de las que te sientas orgulloso, primero hay que practicar mucho y ser constante hasta que logras lo que te propones. Vamos, más o menos como la vida misma 😉 😉 😉

Os dejo con algunas fotografías captadas durante el fin de semana.

IMG_9455
Buitre leonado volando
IMG_9412
Fugaz cigüeña negra
IMG_9278
Paloma blanca en vuelo
IMG_9334
Paloma blanca en vuelo
IMG_9352
Paloma blanca en vuelo
IMG_9363
Paloma gris en vuelo
IMG_9638
Canario
IMG_9653
Canario
IMG_9663
Canario
IMG_9748
Jilguero
IMG_9754
Canario
IMG_9759
Cría de canario
IMG_9775
Canario
IMG_9829
Jilguero
IMG_9831
Jilguero
IMG_9840
Jilguero
IMG_9857
Jilguero

 

Hasta otra aventura, turistas…

P.N. de Monfragüe – Fotografiando buitres desde Hide La Cañada

Hace quince días me despedía de vosotros diciendo que en dos semanas practicaría un nuevo tipo de fotografía. Hoy os digo que ese tipo de fotografía es la fotografía de aves, la cual nunca había practicado (lejos de algún pajarillo o gaviota).

En esta ocasión, salimos desde Mérida rumbo al Parque Nacional de Monfragüe. El viernes por la tarde, sobre las 19:00, ya estábamos en Torrejón el Rubio dispuestos a hacer noche en la Casa Rural La Cañada, donde muy amablemente nos recibirá Pilar.

Tras dejar todas las cosas en la casa, nos dirigimos al castillo de Monfragüe para fotografiar la recogida de los buitres al atardecer. Con nosotros vendrá también otro inquilino de la casa, Cristóbal, venido desde Jaén para poder captar también fotografías de los carroñeros.

Decir que no subí el trípode al castillo y que tiré las fotos a pulso, por lo que tampoco logré gran cosa.

IMG_7959
Buitre volando sobre el río Tajo

Las emociones fuertes vendrían al día siguiente, ya sábado, al tener la oportunidad de captar alrededor de 50 buitres a escasos 30 metros. Habíamos quedado a las 07:30 con los dueños del “Hide La Cañada”, los mismos dueños de la casa rural, para partir hacia la finca particular donde se encuentra el mismo. No solo estábamos despiertos a esa hora, sino que las golondrinas que habían anidado por la zona se tomaron en serio la frase “a quien madruga, Dios le ayuda” y a las 05:00 ya estaban con sus cantos, despertándonos y no volviendo a dormir.

Dejando esa anécdota atrás, llegamos sobre las 08:00 al hide y se empezó a preparar todo (unos, los equipos fotográficos. Y otros, la carroña para atraer a los buitres).

Una cosa que nos llamó la atención fue que ya había algunos buitres posados en las encinas, esperando su desayuno. Y un par de cigüeñas blancas que apenas se inmutaron de nuestra presencia.

Los buitres bajaron enseguida, en menos de media hora, y la sesión duró aproximadamente tres horas. Tres horas donde disfrutamos como un niño pequeño con una pelota. Personalmente, me impactó mucho tener unos diez buitres negros tan cerca, así como unos cuarenta buitres leonados, cuatro alimoches y diez milanos negros.

Sin poco más que decir, os voy dejando algunas fotos tiradas durante la mañana. No sin antes dar las gracias a Pilar y Jesús, dueños del hide, por su amabilidad y trato, a Marcos, el cual me puso en contacto con los dueños del hide, a sus suegros, por su acogimiento en casa a la hora de comer y tratarme como un vecino más, y, por supuesto, a ese gran fotógrafo llamado Paco, ganador del tercer premio del Festival de las Aves de Cáceres 2017, por sus consejos a la hora de fotografiar aves. Sin ellos, probablemente no habría conseguido gran cosa.

Espero que disfrutéis las fotos y… hasta otra aventura, turistas.

IMG_8016
Cigüeña esperando su desayuno
IMG_8035
Alimoche en busca de comida
IMG_8041
Alimoche desayunando
IMG_8062
Milano negro en vuelo
IMG_8067
Milanos negros en vuelo
IMG_8088
Alimoche en vuelo
IMG_8096
Milano negro observando
IMG_8103
Milano negro en vuelo
IMG_8116
Estoy volando, Jack
IMG_8131
Buitre negro dispuesto a comer
IMG_8138
Buitre negro comiendo
IMG_8179
Buitres negros peleándose
IMG_8188
Buitres negros
IMG_8198
Buitre leonado uniéndose al festín
IMG_8212
Buitre leonado esperando a que le dejen hueco
IMG_8225
Buitre leonado con pasos sigilosos
IMG_8246
Buitre leonado
IMG_8269
Dame un beso, cariño
IMG_8290
Buitres leonados y algún negro
IMG_8304
Buitre leonado en vuelo
IMG_8305
Buitre leonado en vuelo
IMG_8318
Buitres leonados posando en grupo
IMG_8327
Alimoche
IMG_8364
Milano negro
IMG_8403
Buitres leonados posando
IMG_8422
¿Quién anda ahí?
IMG_8427
Milano negro limpiándose el pico
IMG_8477
Buitres leonados posando
IMG_8501
¡Abran paso, que voy!

Seguir leyendo P.N. de Monfragüe – Fotografiando buitres desde Hide La Cañada

Malpartida de Cáceres – Atardecer en Los Barruecos V

El pasado domingo, día 14 de mayo, fue un día para disfrutar de uno de los mejores atardeceres que se pueden disfrutar en Extremadura: en Los Barruecos de Malpartida de Cáceres.

Tras haber pasado el día en Cáceres (sorprendentemente, no pisé el Womad), decidí ir hasta Los Barruecos durante mi vuelta a Mérida. Y era sobre las 20:00 cuando la cámara comenzaba a tirar las primeras fotos en la charca de Los Barruecos de Abajo.

Dos horas después, casi a las 22:00, la sesión de fotos terminaba y tocaba recoger hasta otra ocasión. No fue un atardecer espectacular, con demasiadas nubes negras, ni tampoco el mejor que he presenciado, pero al menos pude disfrutar una vez más de este bonito mundo de la fotografía.

La siguiente salida fotográfica ya está programada para dentro de dos fines de semana. Y, en dicha ocasión, será la primera vez que practique un tipo de fotografía. Ya os contaré qué tal los resultados 😉 😉 😉

 

 

Valle del Jerte – Cerezo en Flor 2017 y Parque de los Pinos (Plasencia)

Ayer, día 1 de abril, fue el momento de volver al Cerezo en Flor, en el Valle del Jerte, cuatro años después de hacerlo por última vez.

A mediados de semana planeamos una salida y decidimos ir a ver esta Fiesta de Interés Turístico Nacional. A decir verdad, yo hubiera preferido visitarla entre semana y así evitar la masificación de gente, de coches, de atascos en la carretera principal y de esperas a la hora de comer. No obstante, era imposible la visita en un día laboral.

Eran las 11:00 aproximadamente cuando nuestra cámara tiraba la primera fotografía. Y, aunque parezca raro, no fue a un cerezo en flor. Fue al Roble del Acarreadero, declarado Árbol Singular de Extremadura, y situado en las inmediaciones de El Torno.

IMG_6874
Roble del Acarreadero, El Torno

 

La siguiente visita tampoco sería a los cerezos, a pesar de que ya los teníamos cerca. Desde el Roble del Acarreadero fuimos hasta las afueras de El Torno y así fotografiar el valle desde El Mirador de la Memoria. Allí, encontramos cuatro enormes estatuas de piedra.

IMG_6880
Vistas desde El Mirador de la Memoria
IMG_6881
Estatuas en El Mirador de la Memoria
IMG_6889
Estatua en El Mirador de la Memoria
IMG_6891
Estatuas en El Mirador de la Memoria

 

Y, ahora sí, nos vamos en busca de los primeros cerezos en flor. Para ello, cogimos la carretera hacia Rebollar y paramos el coche en las inmediaciones de una finca privada. Vimos grandes cerezos, dónde no había gente, y decidimos adentrarnos en ella. Ni que decir tiene que nunca se debe tocar la flor del cerezo, ni se debe dañar sus ramas, ni, por supuesto, se debe subir a los árboles.

IMG_6913
Flor del cerezo, en Rebollar
IMG_6921
Flor del cerezo, en Rebollar
IMG_6935
Flor del cerezo, en Rebollar
IMG_6937
Flor del cerezo, en Rebollar
IMG_6946
Flor del cerezo, en Rebollar
IMG_6954
Flor del cerezo, en Rebollar
IMG_6962
Flor del cerezo, en Rebollar
IMG_6964
Flor del cerezo, en Rebollar

 

Bueno, Mery y Pepe sí se subieron a un cerezo. Pero prometen y juran que no lo dañaron en ningún momento.

IMG_6969
Mery y Pepe en el cerezo en flor
IMG_6972
Mery y Pepe en el cerezo en flor

 

Desde Rebollar fuimos hasta Cabezuela del Valle, pero no por la N-110. Cogimos una pista que lleva a varias fincas particulares y, al final del todo, enlaza con la N-110 a la altura de Cabezuela del Valle. Decir que aquí no había gente por medio, ni masificación. Y unas vistas espectaculares de todo el valle “nevado”.

IMG_6976
Vista hacia el Valle del Jerte
IMG_6982
Vista hacia el Valle del Jerte

 

Era la hora de comer y, como hemos dicho anteriormente, la carretera principal estaba con atasco de coches. Nuestro plan es ir hasta las afueras de Cabezuela del Valle, en dirección hacia Los Pilones, y así comer en el Restaurante El Castillo. Finalmente, tras coger varios atajos, logramos evitar el atasco y llegar pronto al restaurante. Pero no lo suficiente; pues estaba lleno de gente y tuvimos que esperar media hora para entrar a comer. La comida mereció la pena.

Tras llenar las barrigas decidimos ir hasta Cabrero. Desde mi punto de vista, las fotos más bonitas las hicimos aquí, al lado de la carretera y ante un cerezo repleto de ramilletes de flores.

IMG_6996
Cerezo en flor, en Cabrero
IMG_7010
Cerezo en flor, en Cabrero
IMG_7014
Cerezo en flor, en Cabrero
IMG_7017
Cerezo en flor, en Cabrero
IMG_7018
Cerezo en flor, en Cabrero
IMG_7028
Cerezo en flor, en Cabrero
IMG_7042
Cerezo en flor, en Cabrero

 

Seguimos recorriendo el Valle del Jerte y esta vez nos dirigimos hasta Casas del Castañar. La idea es visitar los Castaños de Escondelobo y de las Escobanchas, pero en coche. Y, para ello, tomamos un camino de tierra que lleva hasta la Sierra de San Bernabé. Decir que nos equivocamos a la hora de tomar la pista, pero no hay pérdida infructuosa y pudimos tomar otra panorámica del valle.

IMG_7061
Valle del Jerte desde Casas del Castañar
IMG_7062
Valle del Jerte desde Casas del Castañar

 

Nuestra visita por el Cerezo en Flor termina aquí. Son las 18:00 aproximadamente y aún nos queda mucha tarde por delante. La idea inicial era volver a Cáceres, pero finalmente nos vamos hasta Plasencia para dar un paseo en plan tranquilo por el Parque de los Pinos.

En este parque encontramos gran cantidad de patos y pavos reales. Y, sin esperarlo, nos llevamos la grata sorpresa de que los pavos reales están en época de celo y mostrando todo el colorido de su cola: el macho la muestra para cortejar a la hembra.

IMG_7067
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia
IMG_7075
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia
IMG_7077
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia
IMG_7083
Fotos no, por favor
IMG_7086
Pavo real macho cortejando a su hembra
IMG_7089
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia
IMG_7091
Instantes antes de la copulación je, je
IMG_7109
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia
IMG_7110
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia
IMG_7146
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia
IMG_7175
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia
IMG_7176
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia
IMG_7155
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia
IMG_7161
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia
IMG_7163
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia
IMG_7164
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia
IMG_7166
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia
IMG_7172
Pavo real, en el Parque de los Pinos de Plasencia

 

Y este fue nuestro día por el Valle del Jerte, por su Cerezo en Flor y por el Parque de los Pinos.

Desde aquí animamos a la gente a que visite este espectáculo de la naturaleza. Aunque si queréis un consejo, siempre que os lo podáis permitir, visitadlo entre semana. Los tres años anteriores dónde hemos visitado el Valle del Jerte no ha sido durante el fin de semana y no hay apenas gente, puedes andar sin agobios, sin gente que se pone por medio en la foto y disfrutas plenamente de la naturaleza sin apenas ruido.

No obstante, este año he disfrutado la visita más que ningún otro año. Quizás la compañía tuvo algo que ver 😉 😉 😉

Un saludo y hasta otra aventura, turistas…

Diario De Un Trotamundos Por La Vida