Galicia – Camariñas, tradición marinera

Tras pasar unos días en la provincia de Pontevedra, tocaba hacer cambio hacia la provincia de A Coruña. Así, el miércoles día 6 de julio, llegábamos a Camariñas, en el corazón de la Costa da Morte y con un gran pasado marinero.

Estos días no fueron en plan turístico sino para investigar cómo es el pueblo, sus costumbres, sus edificios y sobre todo… cómo fue en los años 50. Todo ello debido a un proyecto que tengo en mente y que espero fructificar el año que viene.

No obstante, también hice algunas fotografías a todo lo que consideré más importante: el paseo marítimo, las ruinas del castillo, el faro Vilán o el cementerio de los ingleses; entre otros.

Como nota curiosa, el muelle antiguo fue construido antes de la Guerra Civil. Para ello se utilizaron las piedras del castillo, el cual pertenecía a una familia noble, ordenando el derrumbe del mismo y trasladar las piedras hacia la costa. Los cañones se clavaron en el muro construido y servían como amarre de los barcos. Lamentablemente, estos cañones ya no están visibles en el muelle tras la reforma sufrida hace unos años.

Por otra parte, el cementerio de los ingleses es un monumento en honor a los náufragos que perecieron en los acantilados durante el hundimiento del Serpent, en noviembre de 1890. Actualmente, la gente sigue llevando flores al monumento y a las pequeñas tumbas de cara al mar; lugar dónde fueron enterrados los tripulantes ingleses por los vecinos de Camariñas.

En Camariñas sí encontré la frescura que iba buscando cuando días antes salí de Mérida. Sin ir más lejos, el domingo, a la vuelta, el termómetro marcaba 18 grados a las 10:00 y subía drásticamente a 38 grados sobre las 20:00 cuando llegué a Mérida.

Sin nada más que aportar, os dejo con algunas fotos de este pueblo marinero lleno de historia y de muy buena gente. Siempre estaré agradecido a las personas que me ayudaron con mi proyecto en el Café Bar Arnela. Desde aquí os mando un saludo y espero que nuestros caminos se vuelvan a encontrar en el futuro.

 

Galicia – Reconquistando las Islas Cíes

Cuatro años después mis pies volvieron a pisar la arena de las Islas Cíes, volví a maravillarme con esta islita y a disfrutar de cada uno de sus rincones.

El día elegido fue el pasado 5 de julio y esta vez la visita fue programada de manera distinta. Íbamos buscando la foto, el recuerdo, ya que partíamos con la ventaja de saber los sitios que merecían la pena y los que podíamos prescindir de ellos.

Eran las 10:00 de la mañana aproximadamente cuando volvía a sentir el tacto de la arena en mis pies. La emoción me invade al tener de nuevo la Playa de Rodas ante mis ojos.

IMG_5151

Playa de Rodas

 

La primera visita de la mañana fue al Alto do Príncipe, lugar estrella de las Cíes y desde el cual se pueden observar las mejores panorámicas de toda la isla. La posición del Sol es la ideal para poder captar toda la Playa de Rodas desde lo alto.

IMG_5154

Vistas desde el Alto do Príncipe

IMG_5171

Mery y Pepe desde el Alto do Príncipe

 

Al darnos media vuelta, nos entretenemos con una gaviota, fieles compañeras allí dónde vamos. Si en esos momentos supiera lo que estaba a punto de suceder minutos más tarde…

IMG_5174

Gaviota en el Alto do Príncipe

 

Tras despedirnos del animalito, pasamos por delante de la Playa de Figueiras y aprovechamos para hacerla fotos al estar poco concurrida. En pocas horas estará llena de gente, con cuerpos desnudos paseando por ella, y no es plan de hacer fotos en esas condiciones.

IMG_5190

Saludando a las Cíes

IMG_5187

Playa de Figueiras

 

Antes de hacer la ruta hacia el Faro de Cíes paramos en el restaurante. Allí pido un bocadillo de chorizo y queso y me salgo a la terraza a comérmelo. Lo suelto en la mesa, me siento un privilegiado por tener delante la preciosidad de las Cíes, me distraigo dos segundos y escucho el ruido del bote de zumo caer al suelo. Pienso: ¿cómo hostias se ha caído? Y al momento es cuando escucho la voz de una mujer al lado de mí decir: “ay que la gaviota te ha quitado el bocadillo”. Y efectivamente, miro la mesa y no hay bocadillo ninguno. Fue tan sigilosa que me enteré antes de la caída del bote que de haberse llevado el bocadillo.

La gente fue muy solidaria y la propia mujer me dio unas tortitas de arroz. Además, otro grupo de jóvenes me ofrecieron magdalenas y crusáns para que los acompañara con el zumo (por suerte, el vaso no lo tiró). Tan solo me como un cruasán y el resto se lo devolvemos a la gente. Toca entrar de nuevo en el restaurante y comprar otro bocadillo. Esta vez lo agarro fuerte e iniciamos la ruta hacia el Faro de Cíes.

IMG_5196

Hacia el Faro de Cíes

IMG_5204

Hacia el Faro de Cíes

IMG_5215

Faro da Porta subiendo hacia el Faro de Cíes

IMG_5217

Subiendo al faro

 

Las vistas según vas subiendo son más bonitas. La Isla de San Martiño se ve preciosa.

IMG_5218

Isla de San Martiño

IMG_5226

Trasera de las Islas Cíes

IMG_5229

Trasera de las Islas Cíes

IMG_5234

Faro de Cíes

 

Tras reponer fuerzas, recoger la lengua después de llevarla arrastro, nos damos media vuelta y nuestra última parada es en la Pedra da Campá. En el 2012 no la visité y esta vez era visita obligada.

IMG_5238

Pedra da Campá

 

Llegaremos de nuevo al restaurante sobre las 14:30, hora de comer, esta vez dentro para evitar robos de gaviotas je, je.

Una vez terminado de comer tocaría disfrutar de la playa, del mar y nos vamos hasta la Playa de Figueiras. Como ya os he dicho antes, es una playa nudista pero se ve de todo. Digamos que la gente que practica nudismo lo hace al final de la playa y el resto de gente ocupa el resto.

Ante de partir el barco nos volvemos a despedir de las Cíes. Y lo hacemos con el pleno convencimiento de que tarde o temprano volveremos a pisar esta preciosa isla.

IMG_5243

Hasta otra Cíes

 

En esta ocasión decidimos prescindir de las rutas al Faro da Porta y al Faro do Peito. Si queréis más detalles de todas las rutas podéis visitar mis vivencias durante el 2012:

https://memoriasdeunturista.wordpress.com/2012/09/03/galicia-dia-2-islas-cies/

 

Y hasta aquí nuestro día por este paraíso natural. Nos despedimos con pena, pero sabemos que no íbamos a estar de por vida en la isla. Por lo menos me he quitado la espina clavada de haber perdido todas las fotos realizadas durante el año 2012. Las únicas que conservaba eran las que están subidas en la anterior entrada del blog. Ahora, ya vuelvo a tenerlas. ¿Y sabéis qué? Que me gustan más las que he hecho ahora😉😉😉

Saludos y hasta la siguiente vivencia.

Galicia – Conquistando la Isla de Ons

La Isla de Ons es la principal causa por la que decidí permanencer unos días cerca de Pontevedra.

El pasado lunes día 4 de julio, nuestros pies se ponían en marcha por esta preciosa isla. Para acceder a ella lo hicimos a través del ferry de Piratas de Nabia, saliendo desde Bueu. El viaje de ida duró aproximadamente 50 minutos y eran las 11 aproximadamente cuando estábamos en tierra.

Decir que la isla tiene dos grandes rutas: la ruta norte y la ruta sur. Además, tiene otras dos rutas más pequeñas: la ruta al faro y la ruta al castillo.

La idea es hacer primeramente la ruta sur, la más corta de las dos grandes, y nuestra primera parada es en la Playa Area Dos Cans. Es la playa más concurrida al ser la más cercana al pueblo y al puerto. Pero a esas horas permanece libre de gente y hay que aprovechar para fotografiarla.

IMG_5062

Llegada a la Isla de Ons

IMG_5064

Playa Area Dos Cans

IMG_5068

Playa Area Dos Cans

Luego, seguimos andando en busca del Mirador de Fedorentos, desde el cual hay unas preciosas vistas hacia el islote de Onza y hacia las Islas Cíes. El sol a estas horas pica mucho en la cabeza y el sudor resbala por nuestro cuerpo. Las zamburriñas de la noche anterior las vamos a quemar bien ja, ja, ja.

IMG_5072

Hacia el Mirador de Fedorentos

IMG_5074

Casas en la isla

IMG_5078

Ruta por la Isla de Ons

 

Y tras estar bastante rato andando, pasando calor y desear bañarte en el mar, llegamos hasta el mirador. El sufrimiento ha merecido la pena, las vistas lo merecen.

IMG_5080

Islote de Onza

IMG_5083

Acantilados de la Ons

IMG_5094

Mirador de Fedorentos

IMG_5095

Mery y Pepe en el mirador de Fedorentos

IMG_5087

Mery y Pepe en el mirador de Fedorentos

 

Ahora nos vamos en busca del Burato do Inferno. Se trata de un gran agujero en la tierra que comunica con el mar y el cual está lleno de leyendas. Dicen los más sabios que cuando la marea sube, se puede escuchar las almas de las gentes que perecieron en dicho agujero.

IMG_5103

Burato do Inferno

IMG_5101

Acantilados vistos desde el Burato do Inferno

 

Desde aquí seguimos la ruta circular y subiremos hasta el faro. La subida no se hace muy pesada en condiciones normales, pero con tanto calor sí se pasa mal.

IMG_5115

Parte trasera de la isla

IMG_5122

Faro de la Isla de Ons

 

Una vez visitado el faro, nos bajamos hasta el pueblo para comer. No nos podemos ir de la isla sin probar la Caldeirada de Pulpo; el plato más típico de la isla.

20160704_132621

Caldeirada de Pulpo

 

Después de comer y de reponer fuerzas, iremos hasta las ruinas del castillo, las cuales quedan cerca del pueblo y en apenas 15 minutos has llegado. Allí una gaviota intenta defenderse ante los intrusos volando bastante cerca de nosotros. Se ve que tenía a las crías muy cerca.

IMG_5128

Ruinas del castillo

IMG_5131

Ruinas del castillo

IMG_5134

Mery y Pepe en las ruinas del castillo

IMG_5127

Gaviota defendiendo su territorio

 

Y como el calor aprieta muchísimo después de comer, la ruta norte tendrá que esperar para otra ocasión que volvamos a la Isla de Ons. Esta ruta lleva hasta la Playa de Melide, la más retirada del pueblo e incluso nudista. Pero lo dicho, en otra ocasión que volvamos, habrá que hacer la ruta norte.

Lo mejor a estas horas es buscar la sombra en la Playa Area Dos Cans, disfrutar de algún bañito en la fría agua del Atlántico y reír con las conversaciones surrealistas de chavalillas de alrededor.

A las 17:30 el barco partía de nuevo hacia Bueu y nos tenemos que despedir de la isla. Como siempre, me traigo el palo con el que he escrito el mesaje para tenerlo de recuerdo.

IMG_5139

Hasta Logo Ons

IMG_5141

Montando en el barco

IMG_5144

Dejando atrás la isla

 

Este fue nuestro día por la Isla de Ons: con calor y sufrimiento, pero con la enorme satisfacción de poder decir que he conquistado dos paraísos naturales: la Isla de Ons y las Islas Cíes. Estas últimas las conquisté en el año 2012, y al día siguiente de la Isla de Ons, volvería a reconquistarlas; con anécdota incluida. Y es que unas vacaciones sin anécdotas… NO SON VACACIONES.

 

Galicia – Visita a Combarro y Cambados

Este año no va a haber vacaciones otoñales buscando el color que esta estación nos brinda. En esta ocasión, las vacaciones se han adelantado a verano para visitar Galicia.

Galicia comienza a ser mi segunda casa. Tardé 27 años en pisarla por primera vez y son cuatro las veces que he ido desde entonces.

El pasado domingo día 3 de julio comenzaba mis visitas por esta enorme tierra. Al igual que hice en 2012, me voy a la zona de Pontevedra y alrededores. Dos son las razones por las que repito zona: una es ir a la Isla de Ons, y la otra volver a hacer fotos a sitios dónde ya estuve pero que se perdieron al haberse estropeado mi disco duro externo.

Con todo programado, salimos del Hotel Ancora de Sanxenxo, dónde la tarde anterior nos recibirán muy amablemente Geni y Ana (y sus ojazos negros como aceitunas), y nos pondremos rumbo a Combarro; precioso pueblo con historia pesquera y con un Conjunto Histórico digno de pasear por él.

Dejamos el coche justo al lado de puerto deportivo y la primera foto es para él.

IMG_4925

Puerto deportivo de Combarro

 

Luego, iremos andando hasta el casco histórico que queda a 3 minutos. Nos encontramos unos preciosos hórreos nada más llegar.

IMG_4928

Hórreos en Combarro

 

La marea está baja y deja algunas embarcaciones en la tierra. También se llevan una foto.

IMG_4927

Puerto pesquero en Combarro

 

Nos adentramos enseguida en el casco histórico y andamos por sus estrechas calles.

IMG_4944

Calle en el casco histórico de Combarro

IMG_4945

Calle en el casco histórico de Combarro

IMG_4954

Calle en el casco histórico de Combarro

 

No tardamos mucho en llegar hasta la Iglesia de San Roque, en la cual hay un cruceiro justo al lado.

IMG_4956

Iglesia de San Roque

IMG_4958

Iglesia de San Roque

IMG_4948

Cruceiro en Iglesia de San Roque

 

Y no muy lejos de allí se encuentra una plaza dónde nos entretendremos bastante rato buscando el ángulo de la foto.

IMG_4961

Plaza en Combarro

IMG_4975

Plaza en Combarro

IMG_4963

Casa en la Plaza en Combarro

IMG_4973

Cesto con flores

 

Por casualidad nos encontramos con una hermosa gaviota subida en un cruceiro de un hórreo. Está bastante rato posando para la cámara y es inevitable no hacerle algunas fotos.

IMG_4990

Gaviota en cruceiro

 

Llegamos hasta el final del conjunto histórico, hacemos un par de fotos a otro cruceiro, a más hórreos y una imagen final de Combarro. El paseo ha durado una hora y media aproximadamente.

IMG_4998

Hórreo en Combarro

IMG_4999

Cruceiro en Combarro

IMG_5003

Vista general de Combarro

 

Sigue leyendo

La Siberia – Visitando Magacela, Masatrigo y el castillo de la Puebla de Alcocer

El pasado domingo, día 24 de abril, volvimos a salir de aventura después de haber estado bastante tiempo sin hacerlo. El lugar elegido: La Siberia extremeña.

Recuerdo que hace unos años, un excompañero de trabajo me dijo que en primavera esta zona era muy bonita: el verde de la hierba, las vistas desde el Castillo de la Puebla de Alcocer y el colorido primaveral en general.

Por entonces me apunté la vista en la agenda, como he hecho con muchas otras, y cada año lo he ido dejando. Finalmente, ha sido este año cuando nos hemos decidido a visitarlo.

Nuestro día comenzaba no muy bien en Magacela. Íbamos buscando el castillo y llegamos a un punto dónde la calle se estrechaba tanto que el coche no cabía. Por lo tanto, había que dar marcha atrás y en un descuido di con el coche a una valla y rompí un piloto trasero del coche (siempre lo digo: la marcha atrás es muy peligrosa jaja). Si a esto le unimos que una mujer comenzó a darnos voces, a tocar la moral (por no decir los huevos) diciéndome que le iba a romper la pared, bla bla bla… pues para qué quieres más. Y nótese que la pared estaba a 15 metros de la valla dónde di con el coche. En fin…

Por fortuna, logramos sacar el coche de la estrecha calle y nos encaminamos hacia el castillo, a patas. La subida no es muy costosa y se tarda apenas 10 minutos.

IMG_4689

Subiendo hacia el castillo de Magacela

IMG_4690

Respeten las flores, por favor.

 

Una vez arriba, las vistas son muy bonitas. El castillo no está muy conservado que digamos, pero también tiene su parte de encanto.

IMG_4700

Castillo de Magacela

IMG_4709

Vistas desde el Castillo de Magacela

 

No estamos mucho rato aquí y luego bajamos hacia el pueblo para buscar el famoso dólmen. No nos cuesta mucho encontrarlo y la estampa es bastante bonita, con un gran campo de trigo a su alrededor.

IMG_4715

Dólmen de Magacela

IMG_4732

Dólmen de Magacela

 

Nos montamos en el coche y esta vez nos vamos hasta Esparragosa de Lares para hacer una visita a Masatrigo. ¿Y qué es Masatrigo? Es la rotonda más grande de España, situada en la mitad del Embalse de la Serena. No sé si es la más grande del país, porque yo no he estado en todas, pero sí es enorme. Nosotros tardamos 2 minutos y 5 segundos en dar la vuelta.

Tras la tontería de medir el tiempo nos dimos la vuelta y subimos hasta un cerro que hay en sus cercanías. Desde este cerro es de dónde se sacan la mayoría de fotografías vistas por la red. Y nosotros no nos queremos volver a nuestra casa sin dicha foto.

IMG_4763

Cerro Masatrigo

IMG_4777

Cerro Masatrigo

IMG_4779

Cerro Masatrigo

IMG_4792

Mery y Pepe en el Cerro Masatrigo

 

Y también echo varias fotos seguidas para preparar una panorámica, la cual creo que no me ha quedado mal.

Panorámica Embase de la Serena

Panorámica del Embalse de la Serena

Después de alegrarnos la vista con esta maravilla de la naturaleza es hora de volver al coche y, sobre todo, es hora de comer. Y lo hacemos en el Restaurante La Codorniz, en la Puebla de Alcocer.

Elegimos este restaurante porque es el primero que vemos al llegar a esta población. Después de comer queremos subir al castillo y hacerle una vista por dentro. El precio de la entrada es de 1€. Nosotros llegamos sobre las 16:30 pero no abren hasta una hora después, por lo que me entretengo echando fotos a las vistas y a las nubes que se han formado en cuestión de minutos.

IMG_4830

Desde el Castillo de la Puebla de Alcocer

 

Y luego, tras la apertura del castillo, sí que sacamos algunas fotos del mismo y de más vistas hacia el embalse.

IMG_4841

Castillo de la Puebla de Alcocer

IMG_4853

Castillo de la Puebla de Alcocer

IMG_4856

Vistas desde el Castillo de la Puebla de Alcocer

IMG_4857

Vistas desde el Castillo de la Puebla de Alcocer

IMG_4863

Vistas desde el Castillo de la Puebla de Alcocer

 

Y aquí terminó nuestra aventura por tierras de La Siberia. Fue un grandioso día, muy bien acompañado como siempre, con una anécdota más que contar acerca de los personajes singulares de Extremadura y con otro sitio más de la región apuntado en la agenda como VISITADO.

Un saludo y hasta pronto.