Llanos de Olivenza – Visita al Convento Madre de Dios, Almendro Real y Dólmen de La Lapita

Hoy, 28 de febrero, es día festivo en Mérida y lo he aprovechado para volver a salir de aventura.

Hace dos fines de semana un compañero de trabajo estuvo por la zona de Valverde de Leganés, en la provincia de Badajoz, y visitó el Almendro Real; declarado Árbol Singular de Extremadura, el Convento Madre de Dios y el Dólmen de La Lapita.

Me estuvo enseñando las fotografías que hizo y me animé a visitar el Almendro Real; pues desde hace varios años nos dedicamos a visitar los Árboles Singulares de Extremadura y hacía bastante tiempo que no visitaba alguno.

Con todo esto, la salida desde Mérida fue sobre las 10:00 a.m. El primer objetivo del día es visitar el Convento Madre de Dios, situado a las afueras de Valverde de Leganés y en la carretera que lleva a Olivenza. Apenas sales del pueblo parte un camino de tierra a mano izquierda (justo enfrente de la fábrica Excarbri S.L.). Hay que cogerlo y, luego, parte otro camino también a mano izquierda, el cual hay que coger y que te llevará directo al convento.

Decir que se construyó en el siglo XVI y fue fundado por San Pedro de Alcántara. Su estado es de abandono total, dónde hay paja para animales dentro, las paredes están medio derrumbadas, pero, no sé, tiene un cierto encanto. Ya he manifestado en ciertas ocasiones que a mi las ruinas de los edificios me encantan para la fotografía, la cual, por cierto, hoy hemos tenido un día estupendísimo en cuanto a luz: sin sol que nos moleste y unos nubarrones que han quedado muy bien en las fotos.

img_6628
Convento Madre de Dios, en Valverde de Leganés
img_6631
Convento Madre de Dios, en Valverde de Leganés
img_6632
Convento Madre de Dios, en Valverde de Leganés
img_6636
Convento Madre de Dios, en Valverde de Leganés
img_6639
Interior del convento
img_6640
Interior del convento
img_6644
Interior del convento
img_6663
Interior del convento
img_6672
Convento Madre de Dios, en Valverde de Leganés
img_6676
Mery y Pepe en el Convento Madre de Dios, en Valverde de Leganés
img_6677
Convento Madre de Dios, en Valverde de Leganés
img_6683
Convento Madre de Dios, en Valverde de Leganés

 

No se tarda mucho en ver el convento, pues no es muy grande. Por lo tanto, ahora nos iremos en busca del Almendro Real.

Dicho almendro se ubica también a las afueras de Valverde de Leganés. Hay que coger la carretera que lleva hasta Táliga y, apenas 3 minutos después, encontraremos un almacén, con la fachada blanca, a mano derecha. A dicho almacén se puede acceder mediante un camino de tierra. Hay que tomarlo y, una vez veamos una portera de color amarillo, entrar en ella. A veces se encuentra cerrada, sin candado, y, por lo tanto, podremos pasar con el coche siempre y cuando la volvamos a dejar cerrada. Llegaremos a una segunda portera, esta de color verde, y la cual también podremos atravesar con el coche (también hay que volverla a dejar cerrada para que no se escape el ganado). Apenas medio minuto después de atravesar la segunda portera tenemos el magestuoso árbol.

No hace falta decir que el Almedro Real se encuentra en una finca particular y que, como tal, es de propiedad privada. Ello quiere decir que no debéis recoger el fruto del árbol, no atravesar la valla de madera que lo rodea, no subirse a las ramas del árbol y, por supuesto, respetar todo el entorno de su alrededor. Si todos cumplimos con estas sencillas normas, podremos disfrutar de su belleza durante muchos años.

img_6697
Almendro Real, en Valverde de Leganés
img_6692
Observando el Almendro Real, en Valverde de Leganés

 

Tras despedirnos de este “viejito”, es la hora de ir hasta la población y así comer. Podéis hacerlo en el Hostal Chiringuito, dónde por 9 euros os ofrecerán un menú variado y un buen trato. Además, no queda muy lejos de las carreteras que tenéis que tomar para visitar el convento y el almendro.

Eran las 15:00 aproximadamente cuando nos disponemos a realizar la última visita del día. Se trata del Dólmen de La Lapita, situado en la finca que lleva el mismo nombre. Para encontrarlo hay que tomar la carretera hacia Barcarrota y, a unos 10-15 minutos desde Valverde de Leganés, encontraréis la finca a mano izquierda. Si os fijáis bien, veréis un cartel informativo del dólmen unos 50 metros antes de la entrada. Es el momento de frenar, ir despacito, y así entrar. El coche podéis dejarlo dentro, una vez cerrada la portera de acceso, y, luego, ir andando hasta el dólmen. Una vez dentro de la finca hay que ir campo a través, hacia la izquierda. No tiene pérdida ninguna, pues se ve desde lo lejos.

img_6726
Entrada a la finca
img_6701
Dólmen La Lapita
img_6703
Dólmen La Lapita
img_6705
Mery y Pepe en el Dólmen La Lapita
img_6707
Dólmen La Lapita
img_6715
Dólmen La Lapita
img_6722
Interior del Dólmen La Lapita

 

Justo enfrente del dólmen hay un alcornoque que es enorme. No está catalogado entre los Árboles Singulares, aunque bien se merece dicha distinción.

img_6709
Alcornoque de grandes dimensiones

 

Y esta ha sido nuestra aventura por la comarca de los Llanos de Olivenza. Os dejo con la ruta en wikiloc que siguió mi compañero de trabajo, dónde se indica el punto exacto del convento, del almendro y del dólmen (entre otras cosas). Desde aquí os animo a que visitéis cada uno de los sitios vistos.

Convento Madre de Dios, Almendro Real y Dólmen La Lapita en wikiloc

 

Un saludo y… hasta otra aventura, turistas.

P.N. de Monfragüe – subida al castillo

Ayer, día 18 de febrero, fue una ocasión para visitar el único Parque Nacional que hay en Extremadura: Monfragüe.

Tras un par de meses inactivo, bien por unos u otros motivos, nuestros pies volvieron a echarse al campo para realizar la ruta senderista al castillo de Monfragüe; la más habitual y conocida por la mayoría de senderistas.

Aproximadamente a las 10:00 partíamos desde la Fuente del Francés y comenzábamos a subir. El cielo estaba algo nublado, con poco sol, y eso nos alegra para poder fotografiar lo que nos vayamos encontrando.

El primer tramo es de subida, que si bien es cierto que puede cansar un poco, para nada es insufrible. Luego, el camino comienza a llanear y te sumerjes entre árboles, los cuales se abrazan unos a otros en sus copas.

img_6510
Árboles abrazándose
img_6512
Gran alcornoque

El agua caída hace un par de semanas, y los días soleados de la última, han hecho que ahora el campo esté muy verde, sobre todo el musgo que luce su mejor color.

img_6518
Musgo en Monfragüe
img_6537
Musgo en Monfragüe

Casi llegando al castillo nos desviamos unos metros de la ruta y comenzamos a subir por unas rocas. El objetivo es hacer una foto desde lo alto e intentar captar algo inusual.

img_6519
Pequeño estanque con agua
img_6531
Río Tajo en Monfragüe
img_6532
Monte en Monfragüe

Y, por supuesto, nuestros queridos amigos, Mery y Pepe, quieren también su momento de protagonismo.

img_6525
Mery y Pepe en Monfragüe

Tras haber friqueado un rato es momento de volver a la ruta. El castillo ya se ve y en apenas diez minutos estamos arriba del todo. Creo que no es necesario describir las vistas que hay desde lo alto; simplemente juzguen ustedes mismos mediante las siguientes fotografías.

img_6550
Vistas desde el castillo de Monfragüe
img_6542
Vistas desde el castillo de Monfragüe
img_6540
Vistas desde el castillo de Monfragüe
img_3004
Fotografiando el río Tajo (fotografía de PPF)
img_3043
Volando en Monfragüe (fotografía de PPF)

A la hora de bajar no lo hacemos por dónde hemos venido, sino que bajamos hacia la carretera y, luego, nuestros pies se dirigen hacia el Salto del Gitano.

img_6557
El Salto del Gitano

La bajada hasta la Fuente del Francés discurre por un camino de tierra y perfectamente transitable. Al llegar hasta un merendero situado en las cercanías, nos sentamos en los bancos y disfrutamos un rato con un par de herrerillos comunes que buscan comida.

img_6572
Herrerillo común

Sobre las 13:30 llegamos a Torrejón el Rubio y comimos en la Posada El Arriero, situada en la carretera principal (calle Pizarro). Decir que la comida estaba muy rica, costando el menú diario 10€.

20170218_141501
Primer plato: paella
20170218_143133
Segundo plato: huevos con chorizo

Y esta fue nuestra aventura por el Parque Nacional de Monfragüe. La siguiente salida no sé cuándo ni a dónde será. Solo espero no tardar otros dos meses en volver a sacar de paseo a la cámara.

Hasta otra aventura, turistas…

Villuercas-Ibores-Jara – Otoño 2016 en Guadalupe y Navezuelas

Esta vez la salida otoñal ha sido a nuestra tierra, al Geoparque Villuercas-Ibores-Jara.

El pasado lunes, y tras estar de vacaciones, me levanté dispuesto a recorrer mi lugar favorito del geoparque durante el otoño: un castañar de Guadalupe.

Es el cuarto año consecutivo que mis pies caminan por este bosque de castaños y no deja de maravillarme año tras año. Si bien el año pasado lo visité algo pasado y con la mayoría de las hojas en el suelo, este año las ramas estaban repletas de hojas y con un colorido, mayoritariamente, amarillento. Seguro que dentro de 4 o 5 días están en el punto máximo de colorido y su visita resulta más espectacular. Aún así, no puedo quejarme de lo logrado.

img_6128
Otoño 2016 en un castañar de Guadalupe
img_6145
Otoño 2016 en un castañar de Guadalupe
img_6151
Otoño 2016 en un castañar de Guadalupe
img_6182
Otoño 2016 en un castañar de Guadalupe
img_6184
Otoño 2016 en un castañar de Guadalupe
img_6190
Otoño 2016 en un castañar de Guadalupe
img_6202
Otoño 2016 en un castañar de Guadalupe
img_6208
Otoño 2016 en un castañar de Guadalupe
img_6211
Vistas de la Sierra de las Villuercas
img_6228
Otoño 2016 en un castañar de Guadalupe
img_6235
Otoño 2016 en un castañar de Guadalupe
img_6249
Otoño 2016 en un castañar de Guadalupe

Y tras estar cerca de dos horas caminando entre castaños, decidí subir con el coche al Pico La Villuerca para ver si podía obtener alguna fotografía dónde se viera un gran colorido. No tuve suerte porque había mucha niebla baja y apenas se podía ver 10 metros alrededor. Aún así, subiendo hacia el pico pude captar algo.

img_6261
Subiendo hacia La Villuerca
img_6272
Subiendo hacia La Villuerca

La salida otoñal terminó sobre las 13:30 y solo quedaría programar una salida nueva para el día siguiente. Esta vez, tocó ir hasta los castaños de Navezuelas buscando igualmente el color otoñal. No solo lo logré sino que el otoño estaba más avanzado en esta zona al hacer más frío: el monte se vestía con un traje de colores espectacular.

No obstante, como ya tengo fotos de esta zona, de otros años, me limité a fotografiar unos erizos que habían caído sobre una gran roca llena de musgo. Desde aquí, quiero agradecer al dueño del castañar que no me pusiera ninguna pega para fotografiar el otoño en su finca privada. Ello tiene más valor teniendo en cuenta que la noche anterior habían intentado robar castañas por la zona.

img_6328
Erizos en un castañar de Navezuelas
img_6332
Erizos en un castañar de Navezuelas
img_6339
Erizos en un castañar de Navezuelas
img_6350
Erizos en un castañar de Navezuelas

Estuve muy entretenido y disfruté como hacía tiempo que no disfrutaba fotografiando con el objetivo macro. Luego, me despedí del dueño del castañar e hice algunas fotos de los castañares de alrededor antes de seguir hacia la propia población.

img_6372
Castañar en Navezuelas
img_6376
Erizos en castañar de Navezuelas
img_6381
Colorido en el monte de Navezuelas
img_6385
Castañar en Navezuelas

La última foto al otoño 2016, en el geoparque, la hice desde las cercanías de la entrada al pueblo. Y, desde mi punto de vista, es la más bonita de todas.

img_6394
Otoño 2016 en el geoparque

Esto han sido mis dos días por el geoparque y su otoño. Tan solo decir que ayer, día 22 de noviembre, cumplí 31 primaveras y no podía hacerlo en mejor escenario que mi tierra, mi geoparque y rodeado de tanta belleza otoñal.

En principio, no haré más salidas otoñales debido a que para el sábado dan mucha agua. Y el domingo tengo otros planes que no tienen nada que ver con el otoño. Así que, con mucha pena, digo… HASTA EL AÑO QUE VIENE, OTOÑO.

(contando los días desde ya mismo para el otoño 2017)

Sierra de Gata – Ruta al Castañar de O`Soitu (2016)

Ayer, día 13 de noviembre, fue la primera salida a fotografiar el otoño 2016.

Como bien sabéis, el otoño es mi estación favorita y cada año espero con impaciencia la llegada de su color. La primera salida ha sido al Castañar de O`Soitu, en San Martín de Trevejo (Sierra de Gata).

Es el tercer año consecutivo que visito este castañar y no deja de maravillarme. A pesar de que este año no lo hemos pillado en todo su color esplendoroso (aún le queda una semana como mínimo), no significa que no disfrutara de este castañar.

Esta vez la visita la realizamos con nuestro amigo Paco, el cual hemos llevado en años anteriores a otros castañares y siempre le gustó. Ayer también se maravilló con el castañar.

Como otros años ya os he contado la ruta hasta llegar al castañar, hoy solo subiré algunas fotos que realizamos. Como podéis comprobar, el verde aún predominaba en las copas de los árboles, pero aún así me gustó la mezcla del verde con algunas hojas amarillas que comienzan a caer. Además, tengo el placer de haber visto el otoño en este castañar en sus tres fases: en 2016 iniciándose, en 2015 en término medio y en 2014 en estado avanzado.

Sin más, os dejo hasta la siguiente aventura y con un recordatorio de este castañar los dos años anteriores.

Castañar de O`Soitu en 2015:

https://memoriasdeunturista.wordpress.com/2015/11/08/sierra-de-gata-ruta-al-puerto-de-santa-clara-desde-san-martin-de-trevejo/

 

Castañar de O`Soitu en 2014:

https://memoriasdeunturista.wordpress.com/2014/11/24/sierra-de-gata-ruta-al-castanar-de-osoitu/

 

 

Andalucía – Paseando por Sevilla

Desde hacía tiempo tenía planeado visitar algo de Andalucía, pero siempre posponía su visita por unos u otros motivos: prioridad a otros lugares, escapadas al norte en lugar de al sur y huida de los calores veraniegos.

No es la primera vez que mis pies pisan Andalucía, pero nunca lo he hecho en plan turístico y con la cámara en la mano. La última vez que estuve en esta comunidad autónoma creo que fue el mismo año que abrió Isla Mágica, en 1997, y por entonces contaba con 12 años.

Dicho esto, ayer nos encaminamos hacia Sevilla en busca de pasar un buen día. Desde Mérida se tarda una hora y cuarenta y cinco minutos aproximadamente y por lo tanto no era muy largo el viaje.

Sobre las 10:15 nuestros pies comenzaron a andar y lo primero en fotografiar fue la Torre del Oro, situada a la orilla del río Guadalquivir.

img_5716
Torre del Oro
img_5718
Río Guadalquivir a su paso por Sevilla
img_5721
Puerta de la Torre del Oro

Después de esto nos tomamos un café (no me eches azúcar que ya soy dulce xD) y luego nos dirigimos hacia la catedral para intentar subir a la Giralda. Nos tenemos que conformar con verla por fuera ya que las visitas no comienzan hasta las 14:30. Además, ayer visitó el arzobispo la catedral y el acceso a las visitas estuvo restringido durante el acto.

img_5728
Catedral de Sevilla
img_5727
La Giralda

Por lo tanto, lo siguiente que vamos a visitar es el Alcázar. Aquí nos ocurre la primera anécdota del día con una pequeña navaja que siempre llevo conmigo en la mochila. El detector de metales la detectó y tuve mostrársela a la guardia de seguridad. Nada anormal ya que me dejó entrar con ella, pero la etiqueta de “delincuente” ya me la pusieron.

img_5752
Patio del Alcázar de Sevilla
img_5773
Alcázar de Sevilla
img_5775
Alcázar de Sevilla

Seguir leyendo Andalucía – Paseando por Sevilla

Diario De Un Trotamundos Por La Vida